Logo La República

Viernes, 18 de octubre de 2019



INVERSIONISTA


Nueva ley gravará ganancias de capital

Carolina Acuña [email protected] | Lunes 13 diciembre, 2010



• Contribuyentes pagarían un 15% sobre las ventas de sus activos
Nueva ley gravará ganancias de capital
• Inflación, pérdidas y viviendas principales no están contemplados en el plan original

Gravar con un 15% las ganancias de capital es uno de los grandes cambios que introduciría el nuevo plan fiscal que se enviará a la Asamblea Legislativa en los próximos días, pero algunos aspectos claves al parecer no están contemplados.
Una ganancia de capital es la utilidad conseguida en la venta de un activo, como propiedades, acciones, bonos u otros valores.
La propuesta preliminar de Hacienda da pocos detalles sobre la manera en que se hará este cobro, solo explica que este nuevo impuesto es parte de un paquete que aspira a aumentar la recaudación actual en un 2,5% del Producto Interno Bruto. Lo anterior basado en la política de que “aquellos que tienen más dinero sean los que más paguen”, dijo Fernando Herrero, ministro de Hacienda.
En muchos países industrializados donde existe este impuesto se le da un enfoque integral, así que contempla temas esenciales como ajustes por inflación, pérdidas de capital y excepciones a viviendas principales, las cuales, al menos preliminarmente, faltan en la propuesta de Herrero.
Por ejemplo, es de esperar que se hagan algunas excepciones como a familias que venden su vivienda principal para comprarse otra mejor. Sin lo anterior se relega a que las familias no mejoren su estilo de vida actual.
La inflación es otro de los temas por evaluar, dado que las ganancias son relativas a la inflación que se experimentó durante el tiempo que se tuvo el activo, por lo que un ajuste por ese concepto vendría a reflejar la ganancia de capital real, no la nominal. Costa Rica solo ha tenido baja inflación (menor del 9%) en 2009 y la esperada en 2010. Ambas producto de la recesión económica.
“Por la naturaleza del bien y el efecto de la inflación, las ganancias de capital en términos nominales pueden ser muy altas. Si la tasa que se aplica no es razonable, podría gravarse desproporcionadamente la compra-venta y desestimular el mercado inmobiliario”, dijo Jorge Madrigal, economista.
Asimismo, no se contempla la deducción por pérdidas de capital, lo cual podría alejar inversiones de Costa Rica, al penalizar utilidades sin poder aplicarse reducciones de las pérdidas.
Sumado a todo lo anterior, también existen confusiones sobre los periodos a contabilizar para medir esas ganancias, es decir cómo se cobrará el impuesto para no gravar ganancias de plusvalías anteriores a la aprobación de la ley. Por ello, algunas personas podrían cuestionarse si deben ir pensando en contratar un perito para valorar sus bienes al precio de hoy para así calcular cuánto será el impacto del impuesto sobre sus bolsillos.
También es probable que no se descarte la idea de trasladar bienes de una empresa relacionada, a otra con el fin de reducir el golpe de ese impuesto a las finanzas globales de una familia o empresa.
“Una amnistía sería perfecta y necesaria y la forma correcta de empezar de cero pues las ganancias de capital plantean un giro al sistema de renta”, dijo Francisco Villalobos, experto de ICS consultores.







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.