Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



NACIONALES


Nueva ruta 257 tendrá corredor ecológico

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 18 noviembre, 2016

La empresa APM Terminals ya tenía un 45% de avance en las obras del megapuerto y no se preveía ningún retraso para arrancar en 2018. Cortesía APM Terminals/La República


Con el objetivo de evitar accidentes en la nueva ruta 257 que involucren pequeños animales, como monos y perezosos, se construirán pasos elevados y a nivel del suelo, para que estos puedan cruzar sin riesgo.

Esta es una de las principales obras en materia ambiental que se encuentran incluidas en el diseño del Consorcio del Atlántico, única empresa que cumplió con todas las especificaciones técnicas para esta importante obra, por la que pasarán decenas de furgones diariamente.{l1}municipalidad_de_limon_recibira_850_mil_al_ano_por_patente_de_tcm{/l1}

La nueva carretera, valorada en unos $71 millones, unirá la ruta 32 con la Terminal de Contenedores de Moín (TCM).

Precisamente, por los cuidados ambientales, el costo de la obra se disparó.

De hecho, cada kilómetro de la vía que conectará a la ruta 32, en Limón, con el megapuerto que administrará APM Terminals a partir de 2018, cuesta siete veces más si se compara con la construcción de la carretera entre Cañas y Liberia de 50 kilómetros y que tuvo un valor total de $250 millones.

Se trata de una carretera de unos dos kilómetros. La primera sección es una vía a nivel, mientras que la otra parte consta de un viaducto que pasará a seis metros de altura sobre la línea férrea y el río Moín, para posteriormente entroncar con la TCM y la ruta cantonal.

La idea es que el paso elevado no afecte un humedal cercano que es utilizado por diversas especies de aves y tortugas.

“Este consorcio empresarial fue el único que cumplió con las especificaciones del cartel y el anteproyecto estuvo por debajo de las estimaciones financieras realizadas en su momento por la propia administración”, dijo Carlos Villalta, ministro del MOPT.

Para financiar la carretera el Gobierno tomará recursos de un préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica, del fondo vial del Conavi y del propio presupuesto estatal.

En ese sentido, el Gobierno ya le dio la orden de inicio al Consorcio del Atlántico.

Sin embargo, los cuidados ambientales que ha tomado el Gobierno, no terminan de convencer a los ambientalistas, quienes señalan que unas 88 hectáreas del humedal Cariari en Moín serían afectadas por la construcción de la carretera 257.

Sin embargo, para la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon), la inversión no será suficiente.

“El humedal recibe un impacto quizás irreversible durante la construcción por casi 200 camiones diarios, que por 24 meses, ingresarán por esta carretera y por los 137 mil viajes de transporte de material para el relleno del puerto. Una vez que el proyecto entre en operación, este impacto continuaría con cientos de contenedores diarios. Asimismo, las áreas de protección del humedal y la playa de Moín terminarían convirtiéndose en zonas de comercio y servicios. Además del megapuerto, esta carretera facilitará unos nueve megaproyectos”, indicó Fecon en un comunicado.{l2}obras_en_nueva_terminal_de_moin_tienen_un_45_de_avance{/l2}

Mientras tanto, para finales de setiembre la empresa APM Terminals ya tenía un 45% de avance en las obras del megapuerto y no se preveía ningún retraso para arrancar en 2018, según Kenneth Waugh, gerente general de APM Terminals.

 


MINA DE ORO


Para operar en el país, la TCM tendrá que pagar a Japdeva un canon anual, el cual debería invertirse en diversas obras de desarrollo en la provincia caribeña (contenedores muestran el número de los TEU que atenderá APM Terminals en millones, mientras que las categorías de canon y acumulado, expresan cifras en millones de dólares).

  Contenedores Canon Acumulado
2045 6,6 60,7 986,6
2040 5,5 50,5 704,2
2035 4,5 41,2 469,8
2030 3,5 32,2 281,5
2025 2,5 22,9 139,9
2018 1,4 12,5 12,2

Fuente: Estudio de Impacto Socioeconómico de TCM