“Nuestro equilibrio financiero está pegado con chinches”
“Las reservas de pensiones deberían dejar de utilizarse el próximo año”, dijo María del Rocío Sáenz, presidenta ejecutiva de la Caja. Esteban Monge/La República
Enviar

María del Rocío Sáenz, presidenta de la Caja

“Nuestro equilibrio financiero está pegado con chinches”

Seguro Social aprieta gasto hasta llegar a acuerdo de pago con el Estado

Con las negociaciones en puerta para gestionar un nuevo mecanismo de cobro de la deuda del Estado, María del Rocío Sáenz, presidenta ejecutiva de la Caja, hace un balance de los primeros 100 días de administración y se plantea retos en la atención oportuna del asegurado y una mayor claridad en materia de pensiones.

Cuando usted llega a la Caja, ¿por dónde empieza a ordenar la casa?

201408282253290.n44.jpg
En pensiones se inició el estudio actuarial entre la Supen y la Caja para ver el estado de salud del IVM; tendremos el resultado en enero del próximo año.
En salud hay tres ámbitos. Uno es el financiamiento, que es la deuda del Estado con la Caja y de morosidad patronal.

¿Qué otros aspectos?
Todo lo que tiene que ver con listas de espera, tenemos 174 mil personas pendientes para diferentes cirugías. Y hay un tema de gestión. Me parece que la crisis del Hospital México hizo evidente que hay un problema generalizado.

Sobre el Hospital México, ¿cómo no se previó en los trabajos de mantenimiento?
Habría que revisar todo el tema, pero también el diseño de los hospitales como se hacían antes.

¿Era imposible preverlo?
No. Creo que los estudios de voltaje no se incorporaron en el mantenimiento.
Desde hacia varios meses la institución venía trabajando en unos quirófanos nuevos que estaban programados para el próximo año, eso dice que ya había algún grado de agotamiento de las salas de operaciones.

La gente piensa en voltaje y piensa en incendio. ¿Hubo algún riesgo para los pacientes?
No. El voltaje fue hacia la baja, no había picos de voltaje, sino disminuciones. Nos dijeron que no había riesgo de incendio o corto circuito.

¿La junta directiva sancionará?
Yo pienso que para eso son las investigaciones: para saber si hay responsabilidades. Una lección aprendida es que no se contaba con un plan de contingencia.

¿Lo sucedido en el Hospital México fue motivo para que se revisara el resto de los hospitales?
Si recuerda se cambiaron quirófanos en el San Juan de Dios, en el Calderón Guardia y en el Hospital Nacional de Niños. En la lista había otros hospitales, que no recuerdo.
El México ha requerido que otros asuman parte de la responsabilidad. En esos hospitales estamos revisando por la carga de trabajo porque ahora tienen que llevar la suya y una adicional.

¿Cómo afecta esto las listas de espera?
Las listas de espera se van a incrementar un 30%. Uno de los aspectos en los que estamos trabajando es hacer un programa para que con el número de cédula, la gente sepa si está en el lugar 20 o 200.
Otro aspecto es que desde el nivel en que sea referido (clínica o Ebais), le digan cuándo le va a tocar la cita en el hospital.

Esos son avances importantes en transparencia, pero el asegurado podría decir: “¿Y a mí de qué me sirve saber que estoy en el lugar 200?”
Queremos que la población conozca que se está moviendo la lista de espera, tiene que haber un grado de comunicación con la población. Tendremos criterios de cirugía selectiva para priorizar.

¿Se van a seguir usando las reservas de pensiones de la Caja?
Cuando se aprobó la Ley del Trabajador se estableció que cada cinco años hay un ajuste. El aumento toca en 2015, con eso llegaremos a un 1,5% en la distribución patrono, trabajador y Estado. El hecho de que estemos utilizando las reservas es porque no hemos llegado a ese 1,5, que será el otro año.

Partiendo de un principio de austeridad, ¿cómo está el tema de pago de deuda del Estado?
La deuda es como de ¢600 mil millones o ¢700 mil millones. Estamos trabajando con el Ministerio de Hacienda para un mecanismo de pago. Queremos que nos dé lo que corresponde y que además se nos abone a la deuda.
La contención del gasto se mantiene, nuestro equilibrio financiero está pegado con chinches. Lo que está entrando, está saliendo. no podemos aflojar.

¿La gestión de la Unibe en la administración de Ebais se ha evaluado? ¿Hay otros servicios que se sacarían a licitación?
La evaluación de los Ebais toca en octubre. No tenemos pensado en el corto plazo contratar otros servicios.

¿La Caja está secuestrada y a usted no la dejan tomar decisiones como algunos aseguran?
La Caja tiene una estructura compleja de gestión. Tenemos seis gerencias, 29 hospitales, 103 áreas de salud y mil y pico de Ebais.
El proceso de toma de decisiones cuesta, es bastante lento, pero en una institución tan importante para los costarricenses difícilmente va a ser más rápido.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios