Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


Novedosa cirugía elimina el cáncer

Redacción La República [email protected] | Martes 29 octubre, 2013

No hay restricción para ningún tipo de paciente, indicó Sergio Con, cirujano gastroenterólogo. Esteban Monge/La República


Procedimiento elimina tumores en estómago y colon

Novedosa cirugía elimina el cáncer

Más de 650 personas murieron de este mal en 2012


La medicina preventiva es la principal herramienta contra el cáncer de estómago, ya que no presenta síntomas que indiquen una etapa temprana.
Un novedoso procedimiento conocido como cirugía DSE, permite quitar el tumor ubicado en la superficie del estómago y en el colon, al cortarlo desde una capa profunda por debajo de la lesión.

Este procedimiento es ideal para pacientes con estados tempranos de este mal, pues el cirujano retira el tumor desde la raíz, sin importar su tamaño.
De esta manera se convierte en un tratamiento curativo que no requiere otras medidas, como la quimioterapia o cirugía convencional.
Entre los beneficios más importantes está que no requiere una herida externa, pues se utiliza un equipo similar al de una gastroscopia, a través de un monitor el médico detecta el tumor y lo corta.
Otra de las ventajas es que no permite infecciones, al no haber heridas, así como que no produce dolor durante ni después del procedimiento.
El cirujano realiza el tratamiento mientras el paciente está sedado con anestesia local, por lo que es ambulatorio y permite volver a la casa el mismo día.
Esta cirugía es realizada en Japón desde los años 90; sin embargo, es reciente en el país.
La clínica Dres. Con es la única que tiene esta tecnología en el país con un costo aproximado de $5 mil.
“En Japón se ha desarrollado la medicina mínimamente invasiva, para reducir los riesgos en el paciente, pues eliminamos el dolor, cicatrices y las infecciones”, indicó Sergio Con, cirujano gastroenterólogo.
Para evitar el cáncer en etapas avanzadas, los médicos aconsejan realizarse una gastroscopia y colonoscopia cada cuatro años después de los 40.
Aunque esta enfermedad puede presentarse en personas jóvenes, con herencia familiar, lo común es que se descubra entre los 50 y 60 años.
El último año fallecieron más de 650 personas por estos males.
El riesgo de padecer esta enfermedad es mayor en personas que tengan familiares de primero o segundo grado con este mal, e incluso en mujeres supervivientes al cáncer de seno.
Por lo que es recomendado informar a su médico de haber sufrido este mal.
Hay dos tipos, el genético y el intestinal, este último se da por malos estilos de vida, como tener una dieta excesiva de grasas, carnes rojas, embutidos, tabaco y licor de manera excesiva.

Angie Calvo
[email protected]
@La_Republica