Enviar
Esquina Epicúrea
Noticias de la cocina

Para beneficio de los amantes de la buena mesa, reportamos una concurrida asistencia de chef profesionales en las eliminatorias de la competencia profesional Maestro Culinario.
Los jueces, conjuntamente con representantes de los organizadores (Florida Bebidas, Unilever Foodsolutions y Equipos Nieto) y un notario público, abrieron los sobres sellados para determinar cuáles de los más de 40 participantes calificaban al tener el más alto puntaje, para formar parte del selecto grupo de 16 profesionales que se dirigirán hacia la competencia final los días 2 y 3 de octubre en el Centro de Conferencias del Hotel Ramada Plaza Herradura. Esos dos días, se vestirán de auténtica fiesta culinaria para rendir tributo a un arte que en Costa Rica está en pujante desarrollo, estimulado principalmente por el llamado “boom turístico”.
Los miembros del jurado, el cual está integrado por profesionales de gran trayectoria, se dividieron en dos grupos para evaluar tanto las destrezas técnicas como la presentación, sabor, texturas y demás características organolépticas de cada plato.
¿Y qué se puede deducir de esta experiencia? Podemos ver gran talento y promesas. No es fácil competir, desde luego, con angustia en algunos casos seguimos de cerca a los chefs mientras preparaban sus recetas contra el tiempo, observamos sudor, manos temblorosas y una carrera frenética que no tiene mucho de diferente con la realidad de las cocinas.
Casualmente esta competencia ofrece un espacio para que los profesionales desarrollen sus destrezas y descubran otras; esta vez en lugar de comensales, hay jueces que observan el desempeño de los competidores.
No es fácil cuando un chef llega después de practicar su receta varias veces antes de la competencia y algo le falla en el momento producto de la presión.
Otros casos verdaderamente dramáticos incluyen por ejemplo uno específicamente en el cual al chef le robaron los utensilios cuando se dirigía hacia la Universidad Interamericana (uno de los sitios en que se llevaron a cabo las competencias eliminatorias) y no le quedó más alternativa que hacer maravillas con los utensilios que no pudieron llevarse los ladrones que asaltaron el bus completo que venía de Naranjo…
La competencia respira creatividad, pasión, estrés productivo y un orgullo innegable de profesionales respetuosos al evaluar y otros tolerantes al escuchar la crítica de sus creaciones… definitivamente esta es una esperanza hacia el mejor comer en Costa Rica ¡y de que nuestro país se posicione como un destino gastronómico de altura!
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!

Alfredo Echeverría
Director Ejecutivo
Grupo HRS
Ver comentarios