Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 15 Septiembre, 2016

Ese servicio largo de 50 metros de Kenneth “Coco” García exacto a la espalda de Francisco Calvo, para que Jean Scott lo empuje magistralmente a la red que defiende Danny Carvajal.


La elegancia de Osvaldo “Pato” Rodríguez para quitarse la marca de Néstor Monge, enfilarse a marco contrario y de pronto sacar un pase mágico que rompe la defensa azul y termina con el balón en los cordeles impulsado por Cristian Lagos.

Acciones espectaculares de dos futbolistas talentosos que a estas alturas de sus respectivas carreras deportivas no tienen que demostrarle a nadie de la calidad de su fútbol, que yo calificaría hasta sobrado para la mediocridad del medio.



Ahora: ¿qué tienen en común Kenneth García y Osvaldo Rodríguez?

Que pasaron por Liga Deportiva Alajuelense con mucha más pena que gloria, igual que decenas de futbolistas que en su momento fueron firmados por la dirigencia del León, pero vegetaron en la banca sin reales oportunidades de consolidación.

Osvaldo Rodríguez debió ser el “diez” de la Liga desde el momento que lo firmaron, pero al igual que le sucedió al “Coco” García y le está pasando hoy a un jugador de mucha calidad como Jonathan Sibaja, para citar un caso actual, se uniforman de rojo y negro pero se les corta el paso a la gloria.

Ningún futbolista en ningún equipo del mundo puede consolidarse jugando ratitos o con tres partidos de titular y cinco de suplente.

Podemos nombrar unos veinte jugadores que en las últimas temporadas fueron fichados por el Alajuelense y a los que no se les dio espacio para consolidarse.

Desde luego que aceptamos que se les mande al archivo si suma problemas disciplinarios, pero nunca he creído en ese cuento de que hay jugadores de clubes y otros de selección o de equipos pequeños y no de grandes.

Por citar otro ejemplo: la Liga firma a Diego Díaz con una gran temporada en Limón y no lo puso a jugar ni medio minuto en una temporada completa: ¿quién puede analizar este desastre?

¿Cuántos partidos completos seguidos; cuántos minutos jugaron de titulares en Alajuelense, Josimar Pemberton y Kenneth Dixon antes de ser cedidos en préstamo a Santos?

¿Y qué les pasó en su momento a Walter Chévez; a Álvaro Sánchez, a Francisco Flores? La lista es interminable.