Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 12 Septiembre, 2016

Yo no sé para qué van a jugar la hexagonal.

Ya todos los analistas y entendidos de la zona dictamos sentencia: clasifican Costa Rica, Estados Unidos y México y Honduras juega el repechaje: eliminados Panamá y Trinidad y Tobago.

¡Qué fácil verdad!

Se nos olvida a todos que los partidos hay que jugarlos y hay que ganarlos.

Repasando el calendario de la hexagonal, así en principio le ha resultado bien favorable a la Honduras de Jorge Luis Pinto.

Si partimos de esa sentencia que ya dictamos posiblemente en forma errada los analistas de Concacaf, las dos selecciones nacionales llamadas a cantar viajera al término de la competencia jugarán de visita en tierras catrachas.

Honduras arranca el 11 de noviembre recibiendo a Panamá y cuatro días después será anfitriona de Trinidad y Tobago. Luego la hexagonal se suspende hasta marzo del próximo año.

Si Honduras amarra esos seis puntos contra supuestamente los dos más débiles del torneo, tomará una fuerza temprana e inusitada para el resto del evento que lo podría convertir en un rival de sumo cuidado.

A como quedaron dispuestas las dos primeras fechas de la hexagonal, será difícil que algún seleccionado salga avante en los dos partidos.

Costa Rica viaja a Trinidad y Tobago y luego recibe a los Estados Unidos. La tarea para sumar dos victorias se presume mucho más complicada que para las huestes catrachas.

Igual ese duelo entre Estados Unidos y México en la primera jornada será de rompe y rasga y un empate que se puede dar deja a los dos rivales con dos unidades menos en el arranque.

Luego, los mexicanos que están muertos del susto y no se reponen de la paliza que les metió Chile en Copa América, deben viajar a Panamá.

O sea que los discípulos del ahora cuestionado Juan Carlos Osorio empiezan con dos juegos como visitantes.

De manera que por más vueltas que se le quiera dar al calendario de la hexagonal, vamos todos a caer en la cuenta de que ha favorecido a la selección hondureña, motivado su entorno por el cuarto lugar en las Olimpíadas y ese 0-0 que se trajo Pinto del Estadio Azteca, mera comprobación de sus grandes dotes de estratega.

Entonces la fecha tres de la hexagonal perfectamente puede iniciarse con Honduras al tope de la clasificación y otras cinco selecciones en su nuca.