Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 4 Agosto, 2016

Llegaron a los Yankees 15 talentos que lo harán el equipo del final de la década

Nueva York.
Estamos en la ciudad de los rascacielos para presenciar la serie de tres juegos entre los Yankees de Nueva York y los Indios de Cleveland que arranca mañana y termina el domingo.


El martes por la noche lo aprovechamos para viajar al nuevo estadio de los Mets, a ver el juego de los metropolitanos contra los Bombarderos del Bronx, que les ganaron la noche del lunes. En este segundo juego quienes bombardearon fueron los locales que le dieron duro a Tanaka. Finalmente vencieron los Mets 7-1 y empataron la serie que se trasladó al Yankee Stadium ayer miércoles y hoy jueves.
Conocíamos el estadio viejo de los Mets, el Shea, y ahora nos impresionó la elegancia del nuevo coliseo, llamado City Stadium. Muy coqueto, familiar, es como entrar a un mall; repleto de zonas libres y de esparcimiento detrás de las gradas, con balcones, terrazas y una vista espectacular de las pistas de aterrizaje y despegue de los aviones del aeropuerto La Guardia, que hacen vibrar los cielos cada dos minutos. Antes de entrar al juego de béisbol, nos dimos una vuelta por el centro de tenis, cercano al estadio de los Mets, escenario del U.S.Open que se inicia el 29 de agosto. El estadio Arthur Ashe ya anuncia el arranque del cuarto Grand Slam del año.
Para comentar algo de los Yankees, sus fanáticos saben que el equipo tiró la toalla para esta temporada cuando se desprendió de cuatro de sus mejores piezas antes de la fecha límite de cambios, el 1° de agosto. Con unos movimientos muy interesantes y desde todo punto de vista aplaudibles, los Mulos dejaron ir a los cerradores Champman y Miller, al abridor Iván Nova y al jonronero Carlos Beltrán, a los Cachorros, Indios, Piratas y Texas, respectivamente.
A cambio de esos tesoros, los Yankees recibieron una camada de talentos, casi 15 beisbolistas muy jóvenes ranqueados entre los 30 primeros de la lista de futuras estrellas, que lógicamente se van a pulir un par de campañas en triple A y van a convertir a los Bombarderos en uno de los equipos más jóvenes y poderosos del final de esta década.
Los Yankees se lavan la cara, se refrescan, se renuevan; probablemente al final de esta campaña se desprendan de Alex Rodríguez, Texeira, Hudley, incluso Gardner; se desconoce si el piloto Joe Girardi siga al frente de la nave, pero, habrá Yankees de calidad para rato. Mientras tanto, que sus millones de seguidores se armen de paciencia.