Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 25 Julio, 2016

Verny Scott le clavó dos “pepinos” a “su equipo”, Herediano

Siempre admiramos su rebeldía, pique, explosividad y una manera de jugar al fútbol muy similar a la de los hermanos Cunningham, Kevin y Kenny que en lo particular me agrada.

La mayoría de los egresados de la UCR, no la ayudamos prácticamente en nada, pero sentimos mucho orgullo cuando afirmamos que “es nuestro segundo equipo”.
Entonces, no hace muchos años, cuando la Academia se debatía entre la primera y segunda división, nos sentábamos en las gradas del Estadio Ecológico para admirar el fútbol de ese “negrito” picaflor de nombre Verny Scott, que Johnny Chávez o el técnico de turno lo ubicaban como mediocampista de llegada, para que aprovechara la amplia autopista hacia el marco rival.


De pronto Verny dejó la UCR y pasó a San Carlos, equipo en el que transitó con más gloria que pena, para darle vuelta al trillado “con más pena que gloria” y fue cuando el Herediano le puso el ojo y lo firmó.
Sabemos lo complicado que es ser titular en el Team, pero rescato del paso de Scott por las filas del monarca, sus partidos cuando Marvin Solano lo alineó como carrilero derecho, detrás de Esteban Ramírez, este en la cintura y más adelante, José Sánchez.
Con estos tres futbolistas en fila, en hilera, Scott, Ramírez y Sánchez, el Herediano voló por la franja derecha en todas las sedes del campeonato y conquistó la corona.
Tácticamente, fue una de las zonas más sólidas en el engranaje de Marvin Solano, hoy técnico de la Real Sociedad en Honduras.
Odir Jacques sucedió a don Marvin como entrenador del Team y se aprovechó de las cualidades técnicas de Verny Scott para moverlo en diferentes posiciones. Fue cuando observamos en varios partidos al pimientoso futbolista ocupar el carril izquierdo de la retaguardia florense, decisión técnica que jamás compartimos y así lo hicimos notar un par de ocasiones en nuestra columna “Así los Vimos”.
Es bien complicado para cualquier futbolista consolidarse si los técnicos lo bailan y mueven de puesto en puesto; en todo caso, Verny Scott no halló espacio esta temporada en la nómina de Hernán Medford, fue cedido en préstamo a Belén y este explosivo y picante atleta le clavó dos pepinos a “su equipo” Herediano, abriendo interrogantes en el sentido de que su carrera pudo transitar por otra ruta más beneficiosa si hubiese contado con mayor respaldo y continuidad de sus directores técnicos.