Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 15 Septiembre, 2015

¡Bienvenido al gremio, don Jacques Sagot!
Mi querido y admirado colega, de quien me honra su amistad, está de lleno metido en el periodismo deportivo de opinión y lo hace en radio, prensa y televisión.
¡Que sabe, sabe, y enriquece la causa!
El lunes de la semana anterior, en su columna en La Nación, se nos vino encima a los periodistas que nos alegramos por el buen desempeño de la Selección Nacional en el amistoso frente a Brasil, de una forma bastante burlesca.
Defensor confeso de la personalidad y capacidad profesional de Paulo César Wanchope y crítico de la forma en que Óscar Ramírez prepara sus equipos, Sagot minimizó la presentación de la Selección Nacional de una forma fácil como resulta de desprestigiar y deslucir al rival de turno.
Este virtuoso del piano, de verbo exquisito y pluma brillante destroza al Brasil de Dunga, para “indicarnos” a sus nuevos colegas, que el rival de Óscar Ramírez es el peor Brasil de todos los tiempos y nos revela su gran descubrimiento, como si no lo supiéramos todos y lo hayamos escrito mucho antes que él, que Hulk no sirve para nada.
Sinceramente no sé si Jurgen Klinsmann tendrá la misma opinión que don Jacques, después de la paliza que le metió Brasil a Estados Unidos, pocos días después del 1-0 frente a la Tricolor.
Sagot despedaza la presentación de la Selección Nacional frente a los brasileños —parece que se durmió durante el desarrollo del juego y por poco se rompe la quijada—, calificó como fracaso el papel de la Tricolor y da sus argumentos, contrarios a lo que escribió la mayoría de la prensa deportiva sobre ese partido. Desde luego que resalta una deficiencia mayúscula de la Tricolor, como fue que no hiciera un remate a puerta, limitante que en su momento señalamos todos.
Preocupado por lo que nos espera, Sagot proyectó una eliminatoria y los siguientes juegos amistosos de la Sele con el Machillo,  como “fútbol con preservativo” y de nuevo destroza la forma en que juegan —según él— los equipos de Óscar Ramírez.
“Pusilanimidad, avaricia, anal retentividad (Freud), himno a la cobardía”, calificativos de don Jacques al trabajo del Machillo.
Esperé una semana para conocer la opinión de mi nuevo colega sobre la presentación de la Selección Nacional frente a Uruguay, pero no hubo concierto de palabras.
La pluma hiriente calló.
¡Mala memoria, don Jacques, mala memoria!

[email protected]