Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 18 Octubre, 2012


La Nota de Tano no se está contradiciendo.
Dijo que si Costa Rica no tenía una actuación convincente en El Salvador, probablemente a Jorge Luis Pinto le cortaban la cabeza.
Para Tano, Costa Rica tuvo una actuación convincente en El Salvador y comparte el argumento del entrenador, de que tácticamente hizo un partido perfecto. Para otros, un partido convincente es el que se gana por goleada.
En el Cuscatlán, Pinto no jugó con ocho defensas como afirman sus detractores. Solo cuatro hombres jugaron en posiciones defensivas: los tres centrales y Tejeda.
Los carrileros y Cubero jugaron ofensivamente, tanto que Bryan Oviedo inició la acción del primer gol con pase abierto a Bolaños en territorio enemigo, Cristian Gamboa le puso el pase perfecto a Saborío que alargó al Chiqui Brenes y este botó la oportunidad de gol y José Miguel Cubero anotó y enseguida casi abomba el segundo.
Estos hombres “defensivos”, estuvieron pisando territorio enemigo e invadieron parcelas contrarias.
Es obligación, sobre todo de la prensa deportiva, escuchar una alineación, pero después mirar y analizar cómo juega el equipo con esa formación. Pinto en El Salvador no fue defensivo y las acciones del partido lo prueban.
Supuse y digamos que lo dimos a entender, que Jorge Luis Pinto se caía solo en el Cuscatlán, pero mirando el partido y la forma como lo jugaron esos hombres en retaguardia; repasando las acciones con honestidad y recordando que Saborío tuvo el 1-0 al minuto 4; que después Cubero anotó; que enseguida José Miguel por centímetros no metió otro; que Randall Brenes botó uno muerto y que hasta Michael Barrantes tuvo el suyo, sacado de la red por la pierna del portero Portillo, entonces, me convenció y mucho, la estrategia que ordenó don Jorge Luis para ese compromiso.
Y nos propusimos defenderlo, una defensa que él no necesita, pero los bombardeos para destituirlo, canalizados en ese infierno llamado redes sociales, hospedaje lamentable de vulgares, pachucos y charlatanes y también de millones de personas serias, nos hizo levantar una trinchera de apoyo al cuerpo técnico, donde absolutamente nada tenía o tuvo que ver la goleada última a Guyana, cereza a un buen pastel.
De manera que ni volcados ni en contradicción; se escribió una secuencia sobre el trabajo y resultados del técnico de la Selección Nacional, con argumentos que desde luego puede que no sean válidos para muchos.

[email protected]