Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 6 Agosto, 2012


Bienvenidos partidos como Saprissa y Atlético de Madrid.
Ha sido uno de los juegos más bonitos y refrescantes de los últimos meses y eso que el portero de los colchoneros, el larguirucho Courtois casi que ni tocó el balón.

Personalmente quedé impresionado con la calidad y técnica exquisita de toda la franja izquierda de los discípulos de Diego Simeone, un técnico ganador que se mantuvo alentando a sus jugadores durante todo el partido. Otros entrenadores sin sangre, que vienen a Costa Rica de una liga de primer mundo, probablemente hubieran pasado el juego sentados. El Cholo no; es un ganador nato y quiere ganarlo todo.
Tenía muchos años de no mirar personalmente una asociación de fútbol tan técnica, limpia e inteligente como la que coordinaron Filipe Luis, Cristian “Cebolla” Rodríguez y el turco Arda Turan. Todo el juego ofensivo de los colchoneros se recargó por el sector izquierdo, con avances finos, pensados, muy bien hilvanados; fútbol de primer mundo.
Los receptores de esas asociaciones fueron Falcao, Gaby y García, pero sus remates pegaron en los puños y la jerarquía de Víctor Bolívar, además un muy buen partido de Jordan Smith. Igual se cruzaron a rescatar diagonales defensivas, Sequeira y Badilla.
El equipo de Daniel Casas, igual a como lo dicen los futbolistas en las entrevistas, “aprovechó la oportunidad” y le jugó a un grande, nada más y nada menos que el campeón de Europa, como grande.
El medio campo del Saprissa, lujo del equipo volvió a mostrar sus condiciones y los jóvenes Tejeda, Golobio, Russell y Elizondo, desafiaron los uniformes rivales, de manera que los espectadores disfrutamos de mucho talento y buen fútbol en la cintura del campo.
En ataque, Daniel Colindres jugó lo suficiente como para que Cholo Simeone se lo hubiera llevado con el grupo de regreso a España para probarlo. Hubo una jugada en que Colindres se bailó a Kader tres veces seguidas en dos metros, en la nariz del técnico argentino que por poco y lo aplaude, ante el delirio de los presentes.
No deja de ser curioso que a pesar de que el portero del Atlético no tuvo trabajo, se califique al Saprissa con tan buena nota, pero es que los morados se lucieron donde mejor saben: en la medular.
Bonito fogueo, limpio, de entrega, muy profesional el Atlético de Madrid que puso todo e hizo todo para ganarlo. Que vengan muchos equipos así, de primerísimo nivel.

[email protected]