Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 01 agosto, 2012



Liga Deportiva Alajuelense pegó con techo en Argentina. No sé, digo yo.
Uruguay de Coronado y Carmelita pegaron con techo en la primera división.
Se marcan claramente las distancias.
Los manudos parecen lucir sobrados o mínimo, como el mejor equipo del fútbol nacional, tanto que arrasó en las encuestas que lo señalan como el más claro favorito al título. En la pretemporada se paseó invicto con un récord que incluyó victorias ante el campeón Herediano y también Saprissa.
Sin embargo, se presentan en un simple partido amistoso contra un equipo argentino que no es de los llamados grandes y sucumbe, digamos que fácilmente, pues dicen los comentarios que Oscar Ramírez estaba más interesado en no recibir muchos goles que en abrir líneas para buscarlos.
El cuerpo técnico manudo fue a enfrentar al Newell’s en procura de un resultado decoroso y lo consiguió, pero quedó la evidencia de que el fútbol costarricense está muy lejos de las Grandes Ligas del balompié mundial.
A nivel de la Liga, debe preocupar a sus dirigentes y entrenadores más de la cuenta, la modesta y calculadora presentación del equipo en Argentina de cara a la Concachampions, donde los manudos van a topar con rivales, sobre todo los del Norte, México y la MLS, que están por calidad y poderío dos o tres peldaños más arriba que los contendientes criollos.
La modesta presentación del Alajuelense en Argentina, con derrota incluida, fue un buen parámetro para especular sobre el potencial que van a aportar los rojinegros en la disputa de la Concachampions, porque se puede comparar su traspié frente a un rival de fútbol de primer mundo, con las derrotas que recibieron en la segunda fecha del campeonato los benjamines de la primera división, Uruguay y Carmelita, goleados estrepitosamente por Saprissa y Pérez Zeledón, respectivamente.
“Estamos pagando derecho de piso”, expresó el técnico del Uruguay, Randall Chacón.
“No me gustó la actitud de mis jugadores”, dijo por su parte Orlando de León, más crítico con sus discípulos.
Oscar Ramírez, consciente de la urgencia que tienen “sus muchachos”, como gusta llamarlos, de tener fogueos tipo Newell’s, los pide a la dirigencia para elevar la calidad competitiva de su nómina.
Entonces quedan las interrogantes.
¿Tocó techo la Liga en Argentina?
¿Les alcanzará la superioridad que muestran a nivel criollo para vencer en la Concachampions?

[email protected]