Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 26 Junio, 2012


Anoche se inició en el Yankee Stadium la serie entre Yanquis e Indios. Ya ustedes conocen el resultado.
Escribo esta Nota antes del inicio del juego.
Los Bombarderos del Bronx son la organización deportiva que más dólares genera en el mundo y la venta de sus signos externos es de verdad impresionante.
Una institución tan poderosa tiene que contar desde luego con un equipo poderoso, que sea en el terreno de juego un reflejo de la organización.
Los Yanquis de Joe Girardi no son la excepción y por eso tuvimos de nuevo anoche la oportunidad de ver actuar en el diamante a astros del calibre de Derek Jeter, Alex Rodríguez, Marc Teixeira y Robinson Cano, un “infield” de ensueño y multimillonario que gana respectivamente por temporada (cifra en millones) $15, $30, $23 y $14 cada uno.
En los jardines, otro par de millonarios, Curtis Granderson ($10) y Nick Swisher ($10), más Raúl Ibáñez que sustituye al lesionado Brett Gardner.
En la receptoría el veterano Russell Martin.
Es una planilla de poder; de muchísimo poder, que suelen elevarla en ocasiones quizá más de la cuenta sobre sus compañeros del cuerpo de lanzadores, el departamento que más cuestionan los fanáticos yanquistas y lo convierten en el “patito feo” del equipo.
En ocasiones son algo injustos los seguidores de los Mulos que responsabilizan a los lanzadores de los tropiezos de la novena, cuando todos vemos que fallaron los bateadores y eso sucedió en los playoffs de la temporada pasada, cuando Teixeira, Rodríguez, Cano y hasta Jeter fueron un desastre.
La lesión que sacó a Mariano Rivera de la temporada asustó a los yanquistas sobre el futuro del equipo, pero Rafael Soriano ha sido un buen cerrador (13 rescates), que hacen honor a su salario de $12 millones por campaña.
El cuerpo de abridores de los Yanquis ha sido irregular; como siempre a C.C. Sabathie le batean duro pero sus compañeros de batería le responden. Tiene suerte en eso y además gana $24,5 millones por campaña. El novel Iván Nova definitivamente que es bueno; el japonés Hiroki Kuroda no ha estado fino y se sumó como salvavidas, dado el naufragio de Freddy García el veterano zurdo Andy Pettitte, lanzador de hierro y temperamento que solidificó un cuerpo donde también suma Phil Hudges y los relevistas David Robertson y Boone Logan, entre otros.
¿Mucho equipo para los Indios?
No sé, puede ser.

[email protected]