Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 5 Junio, 2012


De cara a uno de los partidos más trascendentales para la Selección Nacional, vamos a imitar a doña Laura Chinchilla y pedir una tregua.
De nuestra parte está firmada.
Nada se gana señalando errores, cortando cabezas, exigiendo jugadores a tan pocas horas del partido que Costa Rica está obligado a ganar dentro de su grupo.
Si hay un partido que de verdad la Selección Nacional está urgida de ganar es este contra El Salvador, jugando como local.
¡No hay otro más importante!
El Salvador es el rival a vencer dentro del grupo y hay que derrotarlo obligatoriamente jugando en casa, de ahí la relevancia del encuentro.
Para Costa Rica, la cuadrangular no tiene un partido más trascendente que este y por eso la Nota de Tano saca bandera blanca de pendejo y se pone del lado de la Tricolor, para apoyar al cuerpo técnico y al grupo de jugadores ante acontecimiento tan determinante.
No es hora de destrozar; es hora de construir, de motivar, de apoyar y en todo caso, también ver si se puede orientar al grupo de jugadores para que se concentren, mejoren su juego y ofrezcan un partido convincente.
Ya lo pasado, pasado, como canta José José.
Fueron retratados todos los errores y todos los defectos del equipo nacional, sobre todo en el partido en Guatemala y lo que queda es tener la esperanza de que un director técnico tan capacitado como Jorge Luis Pinto pueda corregirlos y enmendarlos.
Subámonos al barco y ayudemos a remar a favor de la corriente; no le hagamos agujeros a la embarcación porque nos hundimos todos; quedémonos por propia conveniencia con los ratos bonitos que nos regaló la Sele en varios de los partidos de fogueo y tapemos, como los gatos cuando hacen caca, los malos olores.
Luz y brillo para nuestros jugadores, a ver si es posible que saquen una de esas faenas históricas, de manera que puedan desmarcarse, deshacerse de la presión del rival, coordinar acciones sin balón, asociarse y saber llevar el esférico a zona rival con acierto.
Iluminación al técnico para que acierte con la formación inicial y sobre todo para que en estas horas previas, en lugar de rechazar los cuestionamientos de la prensa deportiva, los analice, interprete y cambie lo que tenga que cambiar para alcanzar el éxito y en este caso, el éxito solo es uno: la victoria.

[email protected]