Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 28 Mayo, 2012


Estuve diez días fuera del país y sucedieron diferentes acontecimientos deportivos de impacto.
En esta Nota anunciamos la salida y dimos las explicaciones del caso de que, por razones obvias, no podíamos comentar eventos previstos que me agarraban fuera de nuestras fronteras.
Uno de ellos era el juego de vuelta por el título entre Santos y Herediano, ganado por el Team y que finalmente le dio el ansiado título, convirtiendo a la ciudad de las flores en un manicomio e inundando a la familia florense de una felicidad múltiple indescriptible.
Ahora, de regreso a casa no podían faltar en las redes comentarios chapuceros de fanáticos del nuevo campeón, en que reclaman que Tano no le dio pelota a la conquista de la corona, picado porque es alajuelense.
Ni modo, qué podemos hacer.
Como consecuencia de este brillante logro del cuerpo técnico y de los profesionales jugadores que defendieron la camiseta rojo y amarilla como gladiadores, enviados a la guerra sin el gallo pinto, me pregunto en qué se parecen Odir Jacques y Jorge Luis Pinto, aparte de que ambos son directores técnicos.
El colombiano, perfeccionista hasta la médula.
El brasileño, que deja la ciencia a un lado para dar paso a la emoción.
El entrenador de la selección nacional, fanático de la planificación.
El estratega monarca, soberano del instinto, el sentido común y por qué no decirlo, la improvisación.
¿O acaso no se improvisa con formaciones y variantes de alto riesgo?
Odir Jacques le da la razón a Badú cuando el también brasileño afirma que el fútbol es un juego y que no deben tomarse las cosas tan en serio. ¿No le daba la lora de doña Ericka instrucciones defensivas al “Chunche”.
¿Alguien se puede imaginar a Pinto con una lora en un entrenamiento?
Cuando Odir asumió como técnico del Herediano fue tajante al decir que recibía una de las nóminas más potentes del fútbol centroamericano.
Pero eso, lo sabíamos todos, la prensa deportiva lo escribió en los análisis previos al arranque del torneo. La planilla del Team es fuerte, respetuosa y solo hacía falta moverla por la ruta correcta.
Jafet Soto no halló el sendero.
Odir Jacques sí.
Herediano campeón nacional; el himno del equipo escrito por Javier Rojas vibró en todos los rincones de la provincia; Roxana Zúñiga, directora de Noticias Repretel y herediana de hueso colorado, sigue de fiesta.
¡Herediano campeón nacional!
Y para don Odir, por favor, no más contratos en servilleta.

[email protected]