Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 25 Mayo, 2012


El partido amistoso entre las selecciones de Costa Rica y Guatemala de esta noche, nos acerca y nos calienta hacia el arranque de la eliminatoria mundialista.
Ya huele a competencia grande.
Ya los anhelos nacionalistas empiezan a vibrar.
Quizá el juego más vital, decisivo y determinante en las pretensiones de Costa Rica de clasificarse a su cuarto Mundial de Fútbol, con sede en Brasil 2014, es el primero en el Estadio Nacional, el viernes 8 de junio contra la selección de El Salvador.
La FIFA repartió el pastel de la eliminatoria mundialista en la zona de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol en tres grupos de cuatro equipos cada uno, y desde luego que el sorteo no fue benevolente con Costa Rica y menos con El Salvador. Tuvieron mejor suerte Guatemala y sobre todo Honduras, metidos en grupos con mayores posibilidades de supervivencia.
Los analistas dan por un hecho que las dos potencias de la CONCACAF, Estados Unidos y México sacarán su boleto para la hexagonal. Así las cosas, los chapines tendrán que buscar el segundo lugar ante Jamaica y Antigua, en el papel, rivales más cómodos que El Salvador, el representativo llamado a complicarles a los ticos el segundo lugar del Grupo B, si es que los mexicanos atrapan, como se espera, el primero.
Los catrachos la tienen más suave en el Grupo tres. No solo van con Canadá como cabeza de serie, un seleccionado de inferior calidad a estadounidenses y mexicanos, sino que les toca enfrentar a Panamá y Cuba, en teoría con un nivel inferior los antillanos a Jamaica y El Salvador.
Si México, por la potencia de su nómina, por su tradición mundialista, por el acaparamiento de títulos en los torneos regionales como la Copa Oro y la UNCAF, es amplio favorito para ganar el Grupo dos, sin duda que costarricenses y cuscatlecos tendrán que disputar a muerte el segundo lugar y esa lucha se inicia con el primer partido del grupo, que sin duda, va a marcarles la ruta a los dos seleccionados, el de Costa Rica dirigido por el colombiano Jorge Luis Pinto y el de El Salvador por el uruguayo Rubén Israel.
A El Salvador hay que ganarle o ganarle. Sería catastrófico iniciar con derrota en casa.
Hoy, cerca de la medianoche regresaremos de Cleveland.
Esperamos grandes noticias en el aeropuerto. Confiamos en el triunfo ante los chapines.

[email protected]