Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 19 Mayo, 2012


Si Odir Jacques campeoniza al Herediano, le dará una bofetada a la mayoría de técnicos que trabajan en el fútbol nacional, sobre todo a los más detallistas, planificadores y científicos.
Si Odir Jacques hace campeón al Herediano, dejará sin argumentos a los entrenadores que no alinean a un futbolista durante 22 partidos de un campeonato, porque no se adaptó al equipo.

Si Heredia campeoniza con Odir Jacques, no será el triunfo de la improvisación, porque el brasileño tiene lo suyo y gusta del buen trabajo en los entrenamientos, pero sí será casi un K.O. en el primer round, para sus colegas que son solo excusas, cuando quieren justificar la ausencia de determinados jugadores, relegados al olvido por disposiciones técnicas.
La cancha, la temperatura, las pocas horas de práctica, la no adaptación al grupo, la falta de polifuncionalidad, la recarga de trabajo, la carga física, la poca claridad mental, la altura del zacate, el número de zapatos, la falta de agua, el atraso del bus, las habitaciones del hotel, en resumen, todo el sinfín de argumentos tan usados por los estrategas para defender lo indefendible, se van al cesto de la basura si Herediano campeoniza, con un técnico que hace rato vivía de la renta, retirado del escenario futbolístico.
¿Qué hizo Odir en el Herediano?
¿Qué revolucionó?
¿Cuáles fueron sus grandes transformaciones referidas al trabajo de su antecesor, Jafet?
Pocas, muy pocas. Mínimas.
Fumigó a Marvin Obando, Marvin Angulo, José Garro y a Esteban Ramírez, pero Odir es tan impredecible que puede los utilice en la final.
Ubicar a Oscar Rojas por el carril derecho defensivo fue su primera innovación, pero no dista mucho de lo que hizo Jafet con Anderson Andrade. Salazar, Montero y Cubero intocables, igual Jafet.
Whaylon Francis titular por el carril izquierdo; Soto lo alternaba.
Jafet gustaba de sentar a Cancela en ocasiones, pero tenía a Cordero, a Ramírez e incluso a Angulo. Odir no lo sentó.
En ataque nadie puede esconder por más lindas frases que se intercambien hoy, la bronca entre “Mambo” y Jafet que los separó y distanció, perjuicio enorme al Team. Con Odir, Núñez se asentó y asentado halló a su viejo amor, la red. Barbosa y Enoc Pérez, otra pieza de Jacques, más el relevo de Minor Díaz, completan una nómina no muy diferente a la de Jafet en cuanto a nombres, pero sí distinta en cuanto a propósitos.

[email protected]