Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 31 Marzo, 2012


Si un partido de fútbol en Costa Rica termina 3-3, no se sorprenda si en el banquillo de los técnicos se encuentra sentado Odir Jacques.
Debutando como entrenador del Herediano, el osado brasileño casi repite las añoradas formaciones de los 50, cuando se jugaba con cinco delanteros. De hecho, contra Belén, Jacques acomodó en la alineación titular del “Team” a cinco atacantes: Oscar Rojas, Ismael Gómez, Jorge Barbosa, Minor Díaz y Víctor Núñez.
Lógicamente que este riesgo de jugar en ataque conlleva desproteger la defensa, de manera que el rival, en este caso Belén, igual encontró muchas puertas abiertas cuando fue a la ofensiva, lo que dio como consecuencia un festival de seis goles, riquísimo para los espectadores. Un partido con seis goles es bien difícil que resulte aburrido.
Concluida la obra, ninguno de los estrategas salió satisfecho y con razón. El empate no le convenía para nada a ninguna de las oncenas, que dejan escapar dos unidades en tiempos cruciales, donde se está peleando cada punto a rajatabla. Belén y Herediano se estancaron en 22 puntos y ven alejarse un trecho más a Santos y Cartaginés, que ganaron sus respectivos partidos de la jornada para amarrarse entre los cuatro primeros de la clasificación.
El categórico triunfo de Santos en Ciudad Quesada vale lo que pesa en oro y es un golpe muy duro para las aspiraciones que carga hace rato el Alajuelense de clasificarse.
Si los cuatro que están arriba siguen ganando, va a ser muy difícil que el cuarto puesto se defina en 31 puntos, que fue el parámetro de temporadas anteriores.
Pérez Zeledón ha ganado dos seguidos, lo mismo que Santos; Cartaginés cumplió el pronóstico ante Orión y por ahora solo el Saprissa está sin victoria en los últimos juegos. Sinceramente, pocos esperaban la victoria de los guapileños, el candidato más firme de los fanáticos de la Liga para abandonar la clasificación.
Ahora el Santos se apoderó del segundo lugar; desplazó a morados y brumosos y enciende aún más la temperatura de la cima, de cara a los dos clásicos del domingo: Saprissa ante Alajuelense y Herediano frente al Cartaginés, porque con guerreros y santistas arriba, si triunfan morados y cartagos puede ser la hora de arrancarles de una sola vez, los tubos de oxígeno que aún dan vida a los dos finalistas de la temporada anterior.

[email protected]