Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 28 Marzo, 2012


Los analistas de nuestro fútbol salen con cosas muy extrañas.
Después de la derrota del Herediano contra el Alajuelense, casi que dieron por descartado al equipo florense de la posibilidad de clasificarse y, todo lo contrario, le abrieron a la Liga de par en par las posibilidades de clasificación.
Bastaba con dar un vistazo a la tabla de clasificación para enterarse de que a pesar de ese traspié, el Herediano sigue mejor posicionado que el equipo rojinegro en la clasificación, pues suma tres puntos más que los manudos aún no han atrapado.
A como están las cosas al día de hoy y sin contar con los resultados que se vayan a producir esta noche, aritméticamente “El Team” tiene mejores posibilidades de clasificarse que “El León, pero los comentaristas, arropados al triunfo de los erizos, como que vieron las cosas al revés.
Ahora, tanto para heredianos como alajuelenses, eso de clasificarse todavía calificaría como milagro, porque no solo es tema de que se caigan Santos y Cartaginés, sino que Belén y San Carlos tienen mucho que decir en la candente disputa.
El lado positivo que les noto a los dos finalistas de la temporada anterior y que ahora están contra las cuerdas, es que si ganan sus partidos pendientes, cinco el Herediano y seis el Alajuelense (ya no se enfrentan entre ellos), acumularían un puntaje que supera bastante los 31 puntos con que se clasificó el cuarto lugar en el torneo anterior.
Los dos equipos pueden llegar a 36 puntos, una suma que si se comparan los puntajes de torneos previos, es óptima para clasificarse.
Habrá que esperar para saber sin este par de cotizados equipos tienen la capacidad de no perder más unidades en la recta final del torneo, asunto complicadísimo por lo que está en juego para las demás oncenas, excepto Pérez Zeledón que ya alzó vuelo en la punta.
Y hablando de Pérez, otro dato curioso de la prensa criolla. Han hecho un terremoto para tratar de averiguar cómo hará Mauricio Wright para sustituir a los suspendidos Kendall Waston y Luciano Bostal en el juego ante Saprissa, páginas enteras sobre tema insignificante, si partimos que Bostal ni siquiera es titular y solo juega ratitos (entra por Monge, Sanabria o Aguirre) y a Waston, lo suplen con Daniel Arce, Roberto Wong o simplemente jugando con línea de cuatro (Salas, Arias, Soto y Gómez).
No se debe escribir drama donde ni siquiera hay llovizna.

[email protected]