Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 30 Enero, 2012


Puede que esté equivocado y nada tenga que ver una cosa con la otra, pero esa fidelidad que ha mostrado el aficionado al fútbol hacia el nuevo Estadio Nacional, al que acude masivamente cada vez que el espectáculo lo amerita, se ha trasladado a otros coliseos deportivos, donde se está jugando con magníficas recaudaciones.
Hay fiebre por el fútbol y esa calentura, digo yo, es derivada del entusiasmo que provocan los partidos en el majestuoso monumento deportivo que se edificó en La Sabana.
El campeonato de invierno empezó bonito; el fabuloso arranque de Pérez Zeledón, combinado con el estrepitoso inicio de los dos finalistas del Verano, Alajuelense y Herediano, sumado a dos victorias seguidas del Saprissa, variaron el escenario habitual y le cambiaron los colores al certamen, de manera tal que ayer, por ejemplo, todos quedamos impresionados y hasta estupefactos, al contemplar el llenazo en el estadio Ricardo Saprissa, cuando los anfitriones enfrentaban un rival como Limón, que no es precisamente el “indicado” para llenar la cueva del Monstruo.
Paradójicamente el Invierno empezó caliente y se están sumando en diferentes localidades, buenas recaudaciones, claro, no siempre.
Ayer cayó el joven técnico de Puntarenas, Luis Fernando Fallas; una noticia lamentable derivada de cuatro partidos sin ganar de los chuchequeros. Uno de los equipos que fue revelación del Verano, se derrumba en el arranque del Invierno y se mutila el ascenso de un entrenador que dejó buena vibra y que por lo que mostró en el torneo anterior, deja su puesto con el reconocimiento pleno de la prensa deportiva y de inmediato, según se conoció ayer, será fichado por el Alajuelense para que trabaje en la institución rojinegra.
Todo un acierto.
Y finalmente, después de varios partidos en que según la fanaticada florense, los árbitros les echaron el rey, con final de campeonato robada incluida, llegó el partido donde un juez, quizá el mejor del país, dejó pasar una mano de penal del tamaño de la catedral de Víctor Núñez, decisión que favoreció al “Team” y entonces, como que se van emparejando las cosas.
Post data: a don Jorge Luis Pinto le bastó ver un solo partido de la selección de México, que derrotó a Venezuela 3-1 con ausencia de varios titulares, para saber de inmediato, cómo juega México. ¡Dichoso!

[email protected]