Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 24 Enero, 2012


La caída de William Todd y Luis Peraza es un tema deportivo de actualidad.
En ese derrumbe, indirectamente se vio involucrado Osvaldo Pandolfo, y se vio involucrado no por ser hermano de Tano, sino por sus anteriores funciones DEPORTIVAS.

Soy periodista deportivo y sin embargo, existen personas que me quieren sacar del tema y no les gusta que opine solo porque soy hermano de Osvaldo. ¿Qué tiene que ver una cosa con otra?
Permiten ataques a don Osvaldo, pero rechazan que otro periodista deportivo, como tantos otros colegas, lo apoye.
Vamos por partes, a ver…
Resumo un comentario de ayer de don Mauricio Zeledón.
“Siempre he seguido su columna, a pesar de no ser fanático del fútbol, porque habla también de béisbol, que sí me gusta, y de otros temas de manera oportuna y objetiva. Debo decir, sin embargo, que las últimas semanas ha sido un poco frustrante leerle defendiendo insaciablemente a su hermano, no porque no se lo merezca, sino porque ha tomado su espacio para desahogar resentimientos personales, comprensibles, repito, pero que sus lectores no deberían leer. Al final, su objetividad se ve disminuida al meter un asunto familiar de por medio, y se repite en la idea, solamente cambiado las palabras”.
Le comento a don Mauricio que Todd cayó el 11 de enero, han pasado 13 días y solo en tres de ellos me he referido a un tema de total y absoluta actualidad deportiva, digno de analizar en mi columna. Su calificativo de insaciable no calza.
Don Mauricio, lea lo que me escribió otro señor: Armando Delgado.
“Sigue sangrando por la herida don Gaetano? A mí me encantaría ver que esta columna suya dedique un día a comentar la razón por la cual Pedro Ureña acaba de ganarle un juicio al ICODER y cómo fue perseguido por parte de la gente proyectada, seria, ética, responsable, honorable de la cual su persona habla. No es bueno venderles a las personas una imagen de alguien intachable cuando también tuvo desaciertos que inclusive le han costado dinero al Estado. Mucho cuidado don Gaetano, así como se elogia también hay que sacar los puntos negros, sin importar el vínculo familiar que exista”.
Don Mauricio, ¿usted quiere que me calle con esta clase de ataques a un exfuncionario público, solo porque es mi hermano?
¡Burro amarrado contra tigre suelto!
Lo siento, pero así no funciona la cosa, por eso mañana responderemos al señor Delgado.

[email protected]