Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 19 Enero, 2012


Los funcionarios públicos responsables rinden cuentas y presentan informes.
Osvaldo Pandolfo lideró el sector deportivo en el gobierno anterior.

Lo que se hizo consta en actas y es de acceso público.
Si lo que se presenta como obra realizada es falso, simple y llanamente los funcionarios que dan como verdaderas, realizaciones que no existen, que nunca se hicieron o que se quedaron a medio camino, pasan a la categoría de charlatanes.
Ese es el asunto.
¿Se hizo algo o no se hizo nada en el sector deportivo en el gobierno anterior?
El informe de labores presenta los hechos.
Desgraciadamente, hay que responder a una minoría que aprovecha espacios para sacarse clavos y que por envidia o rencor desconoce, muchos de ellos aferrados al anonimato, lo que se edificó en la administración anterior.
Los encargados del deporte en la administración Arias Sánchez presentaron la documentación de lo actuado. Los detractores deberían ser más decentes y desmentir la obra con verdades y no con rumores y falsedades.
Por ejemplo: se habla y escribe mucho de la piscina de La Sabana.
Pero: ¿alguno sabe la verdad de la historia?
¿Algún detractor público o anónimo, con cabeza, como José; con una Peña de rencor o vulgar anónimo como el fotonovelista, ha presentado documentación que pruebe que los encargados del deporte en el periodo anterior la dejaron abandonada, tirada o a medio camino?
Y, sigamos. En La Nación, en un artículo “de fondo” sobre el Estadio Nacional, una colega escribió sin ponerse roja, que su construcción “no costó una gota de sudor de ningún costarricense”.
¡Cómo se puede escribir de forma tan irresponsable!
¿Esta niña, nunca ha tenido que cumplir con un trámite burocrático en su país? ¿No sabe aún lo que es la tramitomanía? Si para comprar un banano se necesitan timbres… imagínese construir ese estadio. ¿O ella supone que los chinitos construyeron el estadio y realizaron los trámites administrativos?
De todo este “chusmero” y mediocridad de un sector del periodismo nacional, se aprovechan precisamente los políticos de similar calaña para hacer de las suyas; incluso, muchos son invitados de honor a los espacios de estos “comunicadores” a quienes pagan los favores de la propaganda gratuita y el lanzamiento de incienso, con pauta publicitaria.
Desde luego que Osvaldo Pandolfo y su equipo de trabajo no calzan en esta suciedad.

[email protected]