Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 10 Enero, 2012


El próximo fin de semana se inicia el Torneo de Verano.
Como es costumbre repasaremos los pronósticos de esta Nota del torneo anterior y en los que (como de costumbre también), nos fue como un quebrado y nos aventuramos durante esta semana a analizar las posibilidades de los 11 equipos para el nuevo certamen y desde luego, ofrecer el nuevo vaticinio.

Para empezar, decirles que de las 11 posiciones del Invierno en la primera fase (20 fechas), solo pegamos dos: Saprissa tercero y Cartaginés de cuarto.
En la cima los ubicamos al revés: Alajuelense primero y Herediano de segundo y ya ustedes conocen lo que sucedió.
Aquí una síntesis de lo escrito en su momento.
“Vamos a darle el primer lugar al Alajuelense, por su condición de bicampeón, porque soy su seguidor y porque se ha reforzado convenientemente. En ataque, la Liga presentará una formación más lenta que la anterior donde hará falta la picardía de Ureña y Leandrinho y Oscar Ramírez tendrá que armar un tipo de fútbol más acorde con las características de delanteros fornidos, tipo Díaz, Lagos y Sequeira, que tendrán que acoplarse a arietes que juegan diferente como McDonald y Alpízar”.
Un poco de esto pasó, vimos un Alajuelense menos vistoso, calculador, huraño e inteligente; dos de los atacantes mencionados se fueron antes de tiempo; Fernando Sequeira no explotó, pasó mucho tiempo lesionado. Finalmente, los manudos fueron segundos en la fase inicial, pero primeros y campeones en la ronda decisiva.
Del Herediano dijimos: “le damos el segundo lugar por la calidad de su nómina, sobre todo del mediocampo hacia delante; es una cintura espectacular, reforzada con Marvin Angulo y a Alejandro Giuntini le sobran delanteros.
Las mayores dudas del “Team” están en el centro de la zaga, aunque Pablo Salazar puede buscar revancha. Si Herediano no se derrumba administrativamente, puede quedar por arriba del Saprissa en la clasificación general”.
Lo de la calidad de su nómina y la fortaleza de su medular se comprobó en el torneo; en lugar de Esteban Ramírez (lesionado) explotó como la mejor figura del campeonato, José Luis Cordero. Pablo Salazar sí encontró su revancha, y en la puerta, Cambronero sentó a Moreira. Claro, el hecho más relevante fue la llegada de Jafet Soto a la dirección técnica en lugar de Giuntini, que no estaba en nuestros planes. ¿Sí en los suyos?

[email protected]