Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 15 Diciembre, 2011


Siempre he creído y lo he escrito muchas veces, que al futbolista costarricense o al fútbol nacional en zona de retaguardia, le va mejor la línea de tres centrales con marcadores de punta o carrileros que la más moderna línea de cuatro.
Por eso me gusta mucho más el Herediano que forma con Pablo Salazar, Cristian Montero y Francisco Calvo como defensores centrales (Lula de líbero) y cuando Jafet Soto alinea a Anderson Andrade por el carril derecho y a Marvin Obando por el izquierdo, el equipo luce mejor.
Esta zona de retaguardia, con José Miguel Cubero como volante central de marca, flanqueado por José Carlos Cancela y José Luis Cordero y en ataque, Olman Vargas y Víctor “Mambo” Núñez, es la formación que más me agrada del “Team” y la que siento más segura, más creativa y de mayor ofensiva. Fue utilizada en la mayoría de los partidos del campeonato, desde que asumió Jafet, sobra decir que con Daniel Cambronero como portero.
Por diferentes razones como son lesiones, suspensiones o por táctica, ocasionalmente el estratega del Herediano se ve obligado o gusta de hacer pequeñas variantes, básicamente en esa zona defensiva donde, en algunas ocasiones, Erick Sánchez ha sustituido al central que no puede jugar (Salazar, Montero o Calvo) y últimamente y lo vimos contra Cartaginés y el domingo pasado frente a la Liga, Soto ha formado con Junior Alvarado como titular por la zaga derecha y pasa o adelanta a Andrade a la cintura.
Con esta variante, suplió la ausencia de Montero en el Morera Soto y por esta variante sentó a Cancela en el Fello Meza.
Lo negativo que tiene este movimiento que hace Jafet es que le corta las alas al carrilero de la izquierda Obando, porque lo hacen más lanzado a formar una línea de cuatro con Alvarado, Salazar y Calvo que a volar a territorio enemigo como lo acostumbra cuando se ve respaldado por Calvo y Montero a su espalda.
Ahora que puede jugar Lula habrá que esperar qué decisiones toma el estratega florense y ver si regresa a su formación más habitual o si vuelve a darle protagonismo a Junior Alvarado, el hombre que puso el gol del empate en la cabeza de Cordero el domingo anterior.
Jafet tiene varios “ases de oro” en su póker de posibilidades. Es más, si Herediano entra con tres atacantes: Vargas, Núñez y Jorge Barbosa, al Machillo Ramírez se le puede caer su propia estrategia desde el arranque.

[email protected]