Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 10 Diciembre, 2011


En el juego de ida de la semifinal contra Cartaginés, el Herediano se presentó con una sola variante en su habitual formación: Junior Alvarado se instaló en la parcela derecha defensiva; Anderson Andrade pasó a la línea media y sentaron a José Carlos Cancela.
El resto del equipo fue el mismo: Daniel Cambronero; Pablo Salazar, Cristian Montero, Francisco Calvo, Marvin Obando, José Miguel Cubero, José Luis Cordero, Víctor Núñez y Olman Vargas.
De cara al juego de ida contra el Alajuelense, se especula que Jafet Soto podría sorprender con la misma receta, en cuanto sentar a Cancela, pero no está claro quién podría sustituirlo: si el mismo Alvarado; si Marvin Angulo e incluso José Garro, un medio de marca que ha tenido bastante protagonismo con Soto durante el campeonato.
No deja de ser arriesgado en una final de campeonato y jugando de visita, presentarse ante el campeón nacional con solo un volante de marca: Cubero.
Si, incluso, el propio Alajuelense, siendo anfitrión, forma con dos medios de marca como Valle y Guzmán… ¿por qué Herediano debe arriesgar tanto en defensiva?
Para el Herediano sacar un empate en el Morera Soto es un buen negocio, de manera que su joven estratega puede armar un equipo menos alegre ofensivamente y más cauto y prudente en retaguardia.
Para sostener un resultado es preciso marcar y se necesitan jugadores de marca: Cordero y Cancela no lo son; Alvarado, Garro y Angulo sí lo son. Por ahí puede andar la cosa cuando Soto nos habla de que tiene un par de dudas en su alineación. Incluso, puede que siente a Cordero y deje a Cancela de titular, aunque el primero tiene más gol.
La ausencia obligada de Cristian Montero la suple con Erick Sánchez, su defensa comodín que entra siempre cuando no pueden jugar Salazar, Calvo o el mismo Lula, de manera que ya Jafet vivió la experiencia en el Fello Meza en la semifinal, de recibir un gol en contra apenas iniciándose el partido, pero su equipo supo responder temprano con el empate, pero en Alajuela la cosa puede ser distinta.
Si la Liga abre el marcador al Herediano se le van a complicar las cosas, de manera que cuidándose de esto, puede que el cotizado técnico rojiamarillo, que se echó a la provincia en el bolsillo muy rápido, primero como jugador y ahora como entrenador, presente en la grama del Morera Soto una formación que sepa marcar, sostener y cuidar el resultado que Soto busca.

[email protected]