Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 7 Noviembre, 2011


Un Mundial de Fútbol y unos Juegos Olímpicos para este viejo periodista deportivo revisten y reúnen relevancias similares; son las dos máximas caras del deporte en el planeta y cuidado si no son más importantes las Olimpiadas, que reúnen cada cuatro años a los mejores atletas de todos los deportes, en comparación con el Mundial, que únicamente aglomera a las mejores selecciones de fútbol del orbe.
No sé en qué momento el Comité Olímpico Internacional (COI) se dejó meter el gol de parte de la FIFA, que no obliga a los clubes a ceder a sus países de origen a los futbolistas que tienen fichados para que cumplan con los calendarios del ciclo olímpico: Centroamericanos; Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos y Olimpiadas.

Ninguna de estas competencias son fechas FIFA, y entonces se priva a todas las selecciones del mundo, sobre todo a las de países subdesarrollados, de poder utilizar a los jugadores que juegan en el extranjero, dado que sus nuevos patronos no tienen la obligación de cederlos.
La FIFA, muy generosa, planifica un largo calendario anual donde señala, con suficiente antelación, cuáles son “sus fechas” y les regala a las federaciones varias jornadas para partidos amistosos. Por ejemplo, el martes 15 de noviembre es fecha FIFA, y entonces Costa Rica puede convocar a toda su legión para enfrentar a España; pero hace pocos días, Costa Rica se jugaba un partido decisivo para tratar de seguir con vida en su camino a los Olímpicos en Londres, pero para esa fecha no podía usar a sus legionarios, lo que no deja de ser —y ofrezco disculpas por el término— una estupidez.
En cualquier momento, cualquier selección nacional, de cualquier país del mundo, va a tener que jugar un partido decisivo para clasificarse a las Olimpiadas y la FIFA no le cederá a sus mejores figuras.
¿Por qué tanto poder?
¿Quién tomó esta decisión?
¿Cuándo le metieron este gol al olimpismo internacional?
Nos parece más justo y razonable que los clubes de fútbol no estén obligados por doña FIFA a ceder a sus jugadores a las selecciones originarias para partidos amistosos, pero que sí tengan que cederlos para fechas determinantes del ciclo olímpico.
Es mucho más importante jugarse una clasificación a unas Olimpiadas que un juego amistoso que como tal, no define nada.
Nos parece que la FIFA goleó al COI.

[email protected]