Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 25 octubre, 2011



Cualquier periodista deportivo costarricense, por más tonto que sea, sabe y conoce que conquistar una medalla en unos Panamericanos es sumamente difícil.
Las hemos logrado a cuentagotas, con atletas excepcionales formados y entrenados fuera del entorno habitual y por otros deportistas que aprovecharon un momento, incluso un instante excepcional.
Los racquetbolistas Felipe Camacho y Teo Fumero estuvieron a un set de lograr una presea y Kristopher Moitland casi la tenía agarrada de su mano cuando un desacierto arbitral lo sacó del podio. De manera que por un instante, por un par de segundos o por la disputa de un set, Costa Rica se ha quedado en Guadalajara sin medallas hasta el día de ayer, pero perfectamente los racquetbolistas pudieron imitar a los patinadores de Indianápolis o el taekwondista a lo que logró Deiber Esquivel en Río de Janeiro.
Mañana, la selección de fútbol tiene también su oportunidad de darle a Costa Rica una medalla si derrota a México en semifinales.
Entonces, estamos claros y además conscientes, de que el hecho de que Costa Rica no gane medallas en los Panamericanos no se puede calificar de fracaso; no es un fracaso no ganar una medalla en estas justas, como no lo sería no ganarlas en unas Olimpiadas.
Pero, lo que aburre y asfixia es otra cosa.
Es el discurso oficial.
Desespera, frustra, cansa que cada vez que se entra al ciclo olímpico, el Gobierno y el Comité Olímpico repitan los discursos, las mentiras, las justificaciones y las razones, desde hace 50 años, para contarles a los costarricenses por qué es que no se ganan medallas.
Estamos hartos de que nos repitan lo mismo.
Que alguien haga o decida algo para romper el círculo vicioso.
Si el Gobierno promete ayuda económica pero luego la corta, le toca al presidente del CON denunciar públicamente esa decisión, renunciar a su cargo como medida de presión al Gobierno o retirar a los atletas de las competencias. No sigamos el juego de los gobernantes.
En el nuevo presupuesto de la República se le recortan al ICODER ¢2.200 millones y no hemos escuchado de parte del CON, ni de algún padre de la Patria, ni siquiera Luis Fishman una protesta por este tijeretazo.
Todo lo contrario, en una entrevista reciente, Henry Núñez manifestó públicamente su agradecimiento al actual Gobierno por su ¿apoyo al deporte? Y es así como se monta el círculo vicioso del fracaso: callo, viajo, disfruto, pierdo y justifico.

[email protected]