Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 19 Octubre, 2011


Hoy se inicia la Serie Mundial.
Dos equipos de rivalidad casi nula llegaron al Clásico de Otoño.
Vigilantes de Texas contra Cardenales de San Luis.
La única vez que se midieron en serie interligas de tres juegos fue en 2004 y con excepción de una serie entre Medias Blancas de Chicago y Mets de Nueva York son las dos novenas que menos se han enfrentado.
Los Yankees de Nueva York alistan su billetera para firmar en la agencia libre al estelar abridor de Texas, el zurdito C.J. Wilson, que abre hoy por los monarcas de la Liga Americana, contra el astro de San Luis, Chris Carpenter.
Luego, el veterano piloto de los Cardenales, Tony La Russa, tendrá que decidirse cómo ordena a sus siguientes abridores: Jaime García, Edwin Jackson, Kyle Lohse y Lance Lynn. La calidad no sobra, con excepción de García.
En la otra cueva, el pintoresco “negrito” Ron Washington, que baila y brinca cada vez que sus pupilos anotan y los empuja con sus brazos a pisar el plato, ya anunció que luego de Wilson, va al segundo juego con Colby Lewis, siempre de visita en el Busch Stadium y se reserva a su otra estrella, Derek Holland para que abra el tercer juego en casa. El cuarto lanzador es Matt Harrison, que también podría lanzar en Arlington.
Esta vez la Serie Mundial no tiene favoritos porque los dos equipos son muy equilibrados y parecidos y en lo que más se asemejan es en el corazón de la batería: Texas infunde temor y respeto cuando se paran en el plato Josh Hamilton, Nelson Cruz, Adrián Beltré y Michael Young, pero los Pájaros Rojos responden con Albert Pujols, Matt Holliday, Lance Berkman y David Freese. Cualquiera de estos ocho toleteros pone a volar la píldora fuera del parque y en los playoffs se dieron gusto botándola: Cruz lo hizo seis veces, Freese, tres.
Los abridores no son dominantes; el más laureado es Carpenter, sobreviviente de los Cardenales campeones del mundo en 2006, junto a La Russa, Pujols y el receptor Yadier Molina, de manera que la clave para la corona puede estar en el relevo, que fue el departamento que llevó a San Luis al título.
Hay mejores brazos en los Cardenales: Octavio Dotel, Jason Motte, Fernando Salas, Marc Rzepczynski, Arthur Rodhes, que sin embargo tendrán que lidiar con dos colosos de los episodios ocho y nueve en Texas, los dominicanos Alexi Ogando y Neftalí Feliz.
¡Play ball!

[email protected]