Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 11 Octubre, 2011


He visto jugar a Belén varias veces en este campeonato y me sorprende ese segundo aire de José Luis “Pupy” López, quien está jugando como en sus mejores tiempos con el Saprissa. Es más, en este momento en la Selección Nacional, no se puede apreciar el trabajo de Randall Azofeifa, Michael Barrantes, Celso Borges, David Guzmán y otros con la misma sobriedad que lo cumple el “Pupy” en Belén y que conste de una sola vez que no lo estamos pidiendo para la tricolor.
Hacemos la comparación porque uno se extraña de cómo el Saprissa prescindió de los servicios de un jugador con estas condiciones y características, capaz de echarse encima a un equipo joven y ponerlo a jugar muy buen fútbol, siendo López el equilibrio de la formación.

¿Tuvo el “Pupy” las suficientes oportunidades en el Saprissa para poder demostrar que todavía tenía cuerda?
¿Le dieron los diferentes entrenadores morados los espacios para probar que no era un mediocampista terminado?
¿Había perdido José Luis el encanto de jugar en un equipo del que fue pieza estelar y de pronto pasó a un segundo y tercer plano?
¿Juega bien hoy López por mero sentido de desquite o de revancha?
¿Jugó el “Pupy” presionado en su último recorrido en las filas moradas y hoy con Belén juega libre y se divierte?
Puede y debe haber respuestas para todos los gustos, pero la pura verdad es que el comportamiento de López en la cintura del equipo de Vinicio Alvarado en lo personal me agrada porque el fútbol nacional parece que ha recuperado a un futbolista aún joven, con una carga de experiencia incluso internacional que pesa y que demuestra que el final de su carrera es todavía lejano.
José Luis López, aquel joven que repuntó en las divisiones menores del Club Sport Herediano; que fue capitán de selecciones menores y que fue firmado por el Saprissa, equipo del que fue estrella, de pronto se opacó y empezó su carrera a dar tumbos que lo llevaron a jugar en territorios lejanos poco propicios, y es por esta causa, por ese “supuesto” bajonazo de juego del “Pupy” López, que nos sorprende de pronto, desechado por el club que lo hizo grande, volver a ser grande en el club que se supone más modesto del campeonato, pues fue el que logró ascender.
¡Bienvenido José Luis a la pantalla gigante del campeonato!

[email protected]