Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 1 Agosto, 2011


El pasado fin de semana publicamos los tradicionales pronósticos de esta Nota, ahora del Torneo de Invierno.
El campeonato se juega a dos vueltas todos contra todos; los cuatro primeros clasifican a la segunda fase y disputan la corona. El que sume menos puntos, desciende.
Pusimos al Alajuelense de primero; Herediano segundo, Saprissa tercero y Cartaginés de cuarto. En su momento escribimos las justificaciones.
La quinta posición se la otorgamos a San Carlos; el sexto lugar a Limón; el sétimo a Pérez Zeledón y el octavo puesto a Santos. Puntarenas noveno; Orión décimo y a Belén le dimos el farolito rojo, el último lugar y con ello, la candidatura al descenso.
Uno de los problemas para el vaticinador, a la hora de hacerlos públicos, es que en este caso, Tano, se basa sobre todo en las nóminas de cada uno de los clubes; desde luego el cuerpo técnico y la trayectoria de los equipos. Como casi nunca pegamos, pues no hay mayor problema.
Ya vieron ayer el primer bombazo que dio Belén; la primera campanada de Belén y ni que decir de la victoria del Orión sobre Limón; tremenda sorpresa. Puntarenas en su patio se le paró firme al favorito Herediano; el empate San Carlos y Cartaginés es normal y la Liga dio un golpe de efecto en Pérez Zeledón.
Lo que nos parece injusto para el que se atreve a publicar sus pronósticos es que a mitad de camino, por problemas económicos; por problemas financieros, algunos equipos se empiecen a hundir y a no obtener los resultados o los marcadores que dicta la lógica de su planilla.
Precisamente en este Torneo de Invierno que arrancó ayer y qué bien puesto ese nombre de Invierno (varios partidos se jugaron a aguacero cerrado), se presentan cuatro clubes cuyas finanzas son una enorme interrogante y solo quienes trabajan en su interior, sabrán la forma y manera de salir a flote.
Nos referimos a Limón, Puntarenas, Orión y Belén y en esta lista cabe perfectamente el Herediano. Por ejemplo, le vemos a Limón nómina suficiente para estar en mitad de tabla y aspirar a más. Pero, si no hay paga; el rendimiento del jugador se viene a pique y el vaticinio se derrumba. Igual los otros clubes señalados.
Se debe comprender entonces, que los pronósticos se hacen como si ninguno de los once equipos participantes va a tener problemas financieros durante el trayecto.

[email protected]