Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 7 Julio, 2011


Me pica la curiosidad para mirar qué hará Ricardo La Volpe para jugar hoy de forma más agresiva y ofensiva contra Bolivia, bajo el mismo esquema táctico.
Por lo visto y actuado en Copa Oro y Copa América (partido contra Colombia), la Selección está jugando a que no la goleen y, personalmente, me causa la sensación de que no va a meter un gol nunca.
Es más peligroso un ataque de amebas que el de la tricolor.
Pero seguiremos tolerantes y pacientes; esta tarde hay un nuevo examen, una nueva prueba para los discípulos del maestro y vamos a ver qué hace y cómo lo hace para que Costa Rica no se presente tan limitada en ofensiva.
Podemos hablar de una artillería reforzada en la eliminatoria, el día en que La Volpe nos anuncie una formación que presente, digamos, a Saborío, Campbell y Marco Ureña en ofensiva, pero para esto, tiene que sacrificar hombres de retaguardia.
Si Costa Rica jugara con línea de cuatro defensores, se ganaría una posición en ataque, pero en Copa Oro, la Selección naufragó cuando jugó línea de cuatro.
Se presume más difícil una variante defensiva, ahora que contra Colombia se vio muy bien parada a nuestra retaguardia.
No es prudente romper ese ordenamiento defensivo que tanto trabajo y tantos goles en contra ha costado conformar, para alimentar la línea de ataque, de manera que si no se puede alinear un tridente ofensivo, no hay más remedio que buscar ataque con lo que se tiene y lo que se tiene es lo que se presentó en las dos últimas competencias.
Ruiz, Bolaños, Madrigal, Brenes, Elizondo y los otros jugadores que La Volpe utiliza como “ocho” o “diez”, tendrán que trabajar muchísimo en estrategia para que abandonen sus parcelas defensivas y en lugar de jugar pegados a Borges, Mora, Oviedo y Guzmán se suelten más en ataque y se junten con Saborío o Campbell, Ureña o Martínez.
Si Costa Rica no refuerza el sector ofensivo del equipo, no va para ninguna parte.
Se está jugando a que no nos metan muchos goles, a perder con decoro, como contra Colombia, pero jugar así en una eliminatoria al Mundial es letal.
Pues bien, este es el desafío, vencer a los bolivianos que le sacaron un empate uno a uno a los anfitriones y no son pan comido, de ahí lo interesante de analizar tácticamente los movimientos que ordenará Ricardo La Volpe, para presentar un equipo ofensivo, bajo el mismo esquema táctico.

[email protected]