Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 3 Junio, 2011


¡Qué deprimente enfrentar a Cuba en la Copa Oro con solo un delantero!
Y además, ese delantero, muy limitado técnicamente.
Potente, poderoso, sacrificado tácticamente, voluntarioso, pero escaso de técnica.
Por ahí, ya entramos perdiendo.
¿Cuál es la hermosa lección que Pep Guardiola les da a sus colegas de todo el mundo?
Que siempre hay que jugar a ganar, y bonito.
Lamentablemente, pocos siguen las lecciones del maestro.
Un viejo entrenador del fútbol costarricense me explicaba un día que los viejos sistemas en los que se jugaba con cinco delanteros y tres defensas, en la década del 50 y 60, se fueron recortando y limitando a cuatro, tres, dos y ahora un solo ariete, cuando el juego del fútbol se convirtió en poderosa industria, que reparte millones de millones de dólares a técnicos y jugadores, y entonces los directores técnicos, por temor a perder sus puestos, empezaron a jugar a no perder y se les ocurrió, vaya desgracia para los espectadores, que reforzando las zonas de retaguardia tendrían mayores posibilidades de sobrevivir en sus puestos. Para ellos el empate siempre fue un buen resultado, lo mismo no perder por goleada.
De repente nos surge y deslumbra este Barcelona de España y la misma selección ibérica, campeona del mundo, con un fútbol vistoso y agradable, que les da una lección de fútbol magistral a todos los técnicos del universo, pero los mediocres no la imitan y prefieren jugar a que no los echen y salvaguardar los millones de colones que se embolsan.
Si Pep Guardiola siempre forma con Pedro, Messi y Villa en ataque, es por algo; está enviando un mensaje al rival de que habrá ofensiva al frente; nadie ha visto jugar al campeón de la Champions con solo un atacante.
¡Claro!
Ningún equipo del mundo cuenta en sus filas con estos tres jugadores, más los genios que los impulsan desde la cintura: Xavi e Iniesta, pero cada técnico en su respectivo entorno debería ser más agresivo y aprender la lección de los catalanes y planificar estrategias de mayor riesgo en ataque.
Personalmente me da mucha pena y como costarricense, hasta vergüenza escuchar desde ya que en la Copa Oro la selección nacional jugará con solo un delantero. Eso estuvo bueno en Italia 90, con Claudio Jara solo en punta, pero para un “campeonatillo” como el de la Concacaf, técnicos más honestos deberían tomar mayores riesgos.

[email protected]