Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 14 marzo, 2011



Cómo se alborotó el ambiente y el panal, apenas supimos en el barrio que a Costa Rica le tocó el mismo grupo que México en la Copa Oro.
Desde ese instante, la prensa deportiva costarricense asume una posición de inferioridad, se vuelve loca, se apasiona, se confunde; busca a Ricardo La Volpe en cualquier lugar del planeta para que opine qué siente de enfrentar a los mexicanos y el director técnico de Costa Rica, en lugar de bajarle el nivel y el perfil a un partido que podría resultar intrascendente y hasta de trámite, le sube el tono y dramáticamente dice que “tiene sentimientos encontrados”.
¡Ni que tuviera sangre mexicana en sus venas!
En un torneo donde se acomodan los grupos para que clasifiquen casi caminando los dos primeros de cada sector y donde además se clasifican dos de los mejores tres terceros lugares, para selecciones cabezas de serie como México, Honduras y Estados Unidos, que representaron a la zona en el último Mundial, es obligatorio pasar a la segunda ronda e idéntica posición debe tener la tres veces mundialista Costa Rica. Casi igual, Canadá.
Los otros tres espacios deben pelearlos Panamá, El Salvador y Guatemala y solo esperar alguna sorpresa de parte de Jamaica, que se traiga abajo a algunas de las selecciones nombradas con anterioridad. Cuba, Granada y Guadalupe cumplen el rol de cenicientas o comparsas.
Cuando México y Costa Rica se enfrenten el 12 de junio, es casi un hecho, a menos que se produzca una catástrofe, que las dos selecciones ya estarán clasificadas en el grupo A, o con todas las puertas abiertas para ser una de las mejores terceras, esto porque el partido entre ticos y mexicanos cierra el calendario del grupo. Las dos, antes de enfrentarse ya sumarían dos partidos jugados ante cuscatlecos y cubanos, y si no se vencen a estos, mejor regresar a casa con la humillación en las maletas.
En México, la prensa deportiva no armó ningún alboroto cuando se enteraron de tener a Costa Rica de rival; informaron y publicaron lo estrictamente necesario. Ellos mantienen el complejo de superioridad.
En Tiquicia sí armamos un alboroto, le damos a la información más realce de la cuenta, agrandamos a los mexicanos y les demostramos, al darles tanta relevancia, que los ticos mantenemos hacia ellos, futbolísticamente, un complejo de inferioridad.
[email protected]