Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 24 febrero, 2011



La situación que se está presentando en el Club Sport Herediano, entre un sector de sus fanáticos y los dos profesionales encargados de su cuerpo técnico, Alejandro Giuntini, entrenador, y Gustavo Galera, asistente, resulta chocante y alguien la tiene que terminar.
Es una falta de respeto, una vulgaridad, una injusticia, una chabacanería y una escasez de cultura que sorprende e irrita, el comportamiento de un grupúsculo de seguidores del Herediano, en cada fecha contra su cuerpo técnico.
Como costarricense y como periodista deportivo, siento vergüenza de que en el estadio de uno de los clubes más históricos y tradicionales de nuestro fútbol y que lleva el nombre de una gloria del fútbol nacional, como don Eladio Rosabal, un grupo de fanáticos incultos, no deje en paz y no permita trabajar tranquilos a un par de profesionales que no tienen ninguna responsabilidad de las cosas internas que se dan en la institución.
Si a los heredianos no les agrada que Mario Sotela se haya hecho cargo de la dirección del club, vayan a buscarlo y le reclaman a él, en su cara, pero no jueguen de valientes insultando a dos señores que trabajan honradamente, que tienen madre, esposa e hijos y que son avasallados y humillados por una turba de cobardes que se amparan a una valla divisoria que los aleja de sus víctimas.
Si fueran más hombres esperan a Giuntini y a Galera a la salida del estadio, a ver si se animan cara a cara a gritarles las ofensas personales y vulgaridades que escupen desde los graderíos.
Si no les agrada que los señores usen el pelo largo, insulten también a Cancela; el espectáculo del domingo pasado, con Giuntini expulsado y Galera que sale del terreno de juego cercado por la seguridad e impotente de responder a los insultos de los pachucos desde las gradas, fue vergonzoso y deprimente. Sentí náuseas como costarricense.
Creo urgente y necesario que los futbolistas del Herediano hagan un pronunciamiento público condenando estos actos de salvajismo de los fanáticos del equipo, en contra de su cuerpo técnico, como voz de solidaridad y alerta.
Lectores de mi Nota aclararon que el Shakhtar de Ucrania, no derrotó al Milán, con goles brasileños, sino a la Roma. Gracias por la enmienda.

[email protected]