Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 16 Febrero, 2011


Un día antes de que Saprissa derrotara 3-2 a Pérez Zeledón, un aficionado de apellido Gutiérrez llamó al programa Tano…qué tal! y preguntó si yo sabía cuál era la crisis del Deportivo Saprissa, de la que él escuchaba y leía tanto.
Al aire le dije: ¡claro que el Saprissa está en crisis, juega mal y a cada rato pierde!
Entonces, este radioescucha me invitó a darle un vistazo a la clasificación del campeonato y me dejó callado.
Antes de ganarles a los guerreros del sur, el Saprissa sumaba diez puntos, exactamente los mismos que el Herediano y solo tres unidades por debajo del campeón, Alajuelense.
“Y nadie habla de crisis de la Liga y Herediano; solo hay crisis en el Saprissa”, agregó Gutiérrez. Aritméticamente, llevaba razón.
Alajuelense, del que nadie dice que está en crisis, solo tenía un partido ganado más que el Saprissa y esa era la única diferencia en la tabla de posiciones. ¿Por qué tanto alboroto entonces en torno al equipo morado?
Antes de derrotar a los generaleños, Saprissa sumaba tres victorias, un empate y tres derrotas. Alajuelense, cuatro victorias, un empate y dos derrotas. Solo un triunfo marcaba la diferencia de los dos grandes de nuestro campeonato y sin embargo, en todos los programas deportivos y las páginas de los diarios, se comentaba el descalabro de los morados y el monarca, como si nada.
¡Está ciego!, tituló un periódico para hacer referencia a una declaración del técnico de los morados, Juan Manuel Alvarez, que dijo que veía a su equipo “bien”.
A Oscar Ramírez entonces le daban buena visión.
El domingo pasado, cuando Saprissa derrota de visita a Pérez y la Liga empata en casa con la Universidad, las manifestaciones del aficionado Gutiérrez toman más fuerza porque los morados alcanzan 13 puntos en la clasificación de su grupo y los rojinegros se estacionan en 14.
Solo un punto de diferencia entre un equipo grande, supuestamente en crisis y el otro, supuestamente sin ella.
Quizá, para adornar la opinión “errada” de quienes hablamos de un Saprissa en crisis, enfocarla a un estilo de juego deficitario y no a los resultados que lograba, aún jugando mal.
Ahora; esto último suena como excusa para tantos Tanos que inflamos la crisis de los morados; parece que nos precipitamos o que quizá, al Saprissa no se le perdona nada, incluso que sume puntos, pero jugando mal, un lujo que pareciera, sí se pueden dar otros equipos.

[email protected]