Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 11 Febrero, 2011


Después del lamentable error en el que incurrió el cuerpo arbitral que dirigió el partido entre Limón y Alajuelense y que por su trascendencia, ya le dio la vuelta al mundo, desde luego que se alborotó el cotorro en el ambiente futbolero del país.
Con mucha saña y poca humanidad, viejos árbitros de nuestro fútbol ahora retirados e integrantes de paneles en medios de comunicación, han pretendido descuartizar a don Ricardo Cerdas y compañeros de trabajo ese día, como si ellos jamás se hubieran equivocado.

Otros ex colegas de Cerdas, ahora integrantes de tribunales y comisiones, le han faltado al respeto a su compañero de profesión y le han dado duro y a la cabeza al silbatero.
¡Un gol legítimo que se anuló!
Cada cinco segundos en el planeta fútbol se anula un gol legítimo a algún equipo.
Que en este caso privaron circunstancias que hicieron del error del cuerpo arbitral algo espectacular, el fondo del asunto es el mismo; simple y llanamente se anuló un gol legítimo.
Más “piores” han sido errores de muchos colegas de don Ricardo que han costado hasta campeonatos mundiales y específicamente al Cartaginés, dos títulos nacionales.
Dada la magnitud del yerro de Cerdas y de sus asistentes, así será la pena o el castigo que les fue o les será impuesto.
¡Torta grande, pena grande!
Pero qué feo se ve hombres del referato costarricense, activos hace pocos años, guillotinando desde diferentes trincheras a su compañero, con escasísimas excepciones.
Dentro de este marco de opiniones que van y vienen a raíz del error de Cerdas, recibimos esta joya de la gramática y ortografía costarricense, que uno de los principales dirigentes del arbitraje nacional y del fútbol nacional, le envió a uno de sus subalternos de nombre Erick. Ojo.
“Estimado Erick.
De acuerdo con tu comentario, los seres humanos se equivocan porque somos eso seres humanos, aqui madie deve de sentirce mal y mucho menos abandonar este varco que siempre deve de estar en puerto seguro. cuenten con el apoyo de la Comicion de Arbitraje, y por favor innoren a los que están acostumbrados a destruir, porque construir es de gente de valores y principios”.
Se respeta la ortografía del original.
¡Qué les parece!
¡En manos de quien están nuestros árbitros de fútbol!
Y que conste que quien escribe así, es uno de los más altos dirigentes del fútbol nacional.
¡Reímos o lloramos!

[email protected]