Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 04 febrero, 2011



José Espinoza toca un tema en las redes sociales que siempre me ha interesado y que hemos comentado en otras oportunidades.
Escribe José: “ Me llama poderosamente la atención como en el Saprissa, no alineaban a los refuerzos, porque según lo manifestaron, les faltaba adaptarse al estilo de juego, pero curiosamente Gilberto Martínez fue alineado titular con la Sampdoria con solo un entrenamiento y Luis Suárez ni siquiera hizo un solo entrenamiento con su nuevo equipo el Liverpool, ingresó y anotó. Entonces… ¿será que en Europa están atrasados y no tienen las lumbreras en la parte técnica que tenemos aquí?”.
Este tema se comenta mucho en las tertulias de café; cuando uno escucha a la mayoría de técnicos del fútbol nacional, explicar por qué no hacen debutar a los nuevos fichajes o retrasan las incorporaciones de los jugadores que fueron seleccionados y faltaron a un par de entrenamientos, de verdad que por lo que dicen referente a lo táctico, pareciera que el fútbol costarricense es de primer mundo y el campeonato nacional de altísimo nivel.
Le sucedió al Saprissa en el inicio del campeonato, cuando su entrenador atrasó las incorporaciones de sus nuevos fichajes dos o tres fechas, mientras se amoldaban a las características del equipo y sucede cada semana en Liga Deportiva Alajuelense, donde Oscar Ramírez igual nos habla de que los nuevos refuerzos tienen que ir entrando poco a poco e irse acoplando a la rigurosa preparación del equipo (Cristian Lagos), pero también dejó sentado a Marco Ureña contra Barrio México (partido que perdió), porque jugó con la Selección en Panamá y no entrenó durante la semana en el Morera Soto.
Escuchando a la mayoría de nuestros entrenadores, pareciera que el fútbol costarricense es químicamente puro y científico, totalmente profesional y que en las prácticas se trabaja con una rigurosidad en los sistemas técnicos y tácticos que aún no adivinan las potencias de Europa.
Está bien que se entrene con seriedad y que se desechen las improvisaciones, pero en un campeonato de tan bajo nivel como el nuestro, que el Saprissa alinee a Víctor Bolívar y Michael Ortiz con un par de prácticas y la Liga a Ureña, Guevara y Pemberton sin un solo entrenamiento, no va a provocar en el equipo el menor de los revuelos en lo táctico.
Exagera quien opine lo contrario.

[email protected]