Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 29 enero, 2011



Comentarios a la Nota de Tano de ayer.
Francisco López:
“Lo que le sucede a Marco Ureña fue lo que le sucedió hace muchos años al casi-casi de Luis Quirós y años atrás a Omar Arroyo. Si un delantero es llamado a la Sele es porque sabe jugar fútbol; sabe parar el balón, servir el balón, jugar sin balón, recuperarlo, patearlo, cabecear y si es delantero entonces sabe hacer goles.
Si La Volpe tiene que enseñar lo más rudimentario y básico del fútbol, como lo es amarrarse los tacos, entonces fue mal contratado ya que debieron darle procesos de ligas menores y no darle la selección mayor”.
Jorge Zúñiga Gutiérrez:
“En una ocasión le escribí comentando que no veía a don Ricardo enseñándole, por ejemplo, a Junior Díaz a realizar un centro o entregando un pase de forma correcta, pues bien, sigo pensando igual, no veo cómo él pueda hacer ese milagro, aunque también creo que le estamos pagando lo suficiente como para eso… para hacer milagros”.
Carlos Oconitrillo:
“Nuestros jugadores no tienen entrenadores de ligas menores que les enseñen a jugar fútbol, lo que les enseñan por lo general es a jugar bola. La Volpe hace su máximo esfuerzo de enseñar fútbol, pero aquí no estamos acostumbrados a jugar fútbol, son unas mejengas locas las que uno ve en los estadios”.
Michael Esteban Castillo:
“Muy buena nota. Excelente Tano”.
José A. Chacón G.:
“Tirarle la responsabilidad a La Volpe sería justa si se le entregara un grupo de niños futbolistas entre 12 y 14 años para su formación y después de cuatro o cinco años los inicie con la especialización en el difícil arte de jugar bien al fútbol. En este momento don Ricardo está haciendo lo posible por remediar algo que viene muy mal preparado”.
Por CGM :
“Decir que es responsabilidad del entrenador de la Selección enseñar a un jugador como Ureña cómo no botar goles solo porque para eso le pagan, porque es el ‘profe’ y porque los jugadores de aquí son unos pobrecitos de tercer mundo mal formados… que excusa”.
Edgar Rivera:
“Un profesor de universidad no le debe enseñar a un muchacho a leer o escribir. Estos jugadores son profesionales. Lo que no han aprendido en 20 años, no se los van a enseñar ahora. No les está enseñando a patear la bola ni a levantar la cabeza. Las mañas, no se pueden eliminar después de graduados”.

[email protected]