Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 23 Diciembre, 2010


Tengo que ser sincero.
La primera vez que vi jugar a la Selección Sub 20 fue el sábado anterior; lo hice por la televisión y solo pude ver el segundo tiempo.
Lógicamente, tengo el peor de los conceptos.
Me parecía imposible que a esa edad, con toda la leche, jóvenes que han contado con lo mínimo para llegar hasta ahí, jugaran tan mal al fútbol.
Estamos de acuerdo con que les faltaron muchas cosas, pero en comparación con “carajillos” de su misma edad que practican mejengas y partidos de barrio en cada rincón del país, estos seleccionados lo han tenido todo.
¡Cómo es posible que jugaran tan mal!
Incapaces de hacer dos pases buenos; sin talento para crear siquiera una acción hilvanada y de peligro; cero inteligencia en el medio campo. Además, una alineación “moderna”, con esa limitada costumbre de jugar con un rombo en ataque, un solo delantero y dos apoyos a sus espaldas, sistema táctico que bien lo expresó el papá de Joel Campbel a final del partido, no sirve para el fútbol de Costa Rica.
Aparentemente el fútbol nacional ha perdido a una generación de futbolistas; los muchachos que por edad seguían a la generación de Egipto, probaron no tener las mismas condiciones. Ellos se perdieron la oportunidad de subirse a la vitrina del Mundial, pero su fracaso da oportunidad de repasar qué es lo que está sucediendo a lo interno de la Federación Costarricense de Fútbol, que permite que se hunda un grupo de futbolistas que debió contar y tener igual o mayor apoyo que el grupo antecesor, cuarto lugar del planeta.
Salta a la vista que los dirigentes se durmieron en sus laureles tras el éxito egipcio; lamentablemente a Ronald González lo sacaron de su hábitat natural y lo distrajeron en otros menesteres. Hoy paga el precio.
El fichaje de Ricardo La Volpe resultó desgastante y en firmarlo se perdió tiempo valioso que correspondía ofrecer a este grupo de seleccionados juveniles.
Tampoco vimos juntos y coordinados a La Volpe y a González trabajando para este seleccionado: ¿no le corresponde al argentino ayudar a las selecciones menores costarricenses?
Y, por último: ¿Por qué la Selección Nacional Sub 20, tuvo que ir a Panamá a una preeliminatoria, siendo cuarto lugar del mundo? ¿Jugaron Estados Unidos y México, una ronda preliminar igual?

[email protected]