Logo La República

Sábado, 16 de febrero de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 21 diciembre, 2010



El partido termina, hasta que se termina.
Que nadie cante victoria hasta que se complete el “out” número 27.
Frase y sentencia que inmortalizó a Yogi Berra, el espectacular receptor de los Yanquis de Nueva York en la época dorada de Whitey Ford, Don Larsen, Michey Mantle, Roger Maris, Elston Howard, Bill Skowron, Billy Martin y Gil Mac Dougald.
El partido termina hasta que se termina.
¿Verdad, mi querido Wardy Alfaro?
Cómo viste pasar el rodillazo de Froylan Ledezma en tiempo de reposición, que puso al Herediano en la final y eliminó al Santos.
¿Verdad, mi querido Orlando de León?
Cómo duele en el alma ese gol de Pablo Gabas, a dos minutos de que tu amado Herediano se convirtiera en campeón nacional.
El partido termina hasta que se termina.
Recordemos como Henry Duarte sustituyó a Eneas de Conceicao, ariete santista que hacía estragos en la retaguardia herediana, cuando los guapileños ganaban 1-0 y tenían controlado el partido y metió a un volante creativo, Andrey González que se equivocó en las tres jugadas que participó.
Ahora, ganando 1-0 y con el juego controlado, don Orlando saca a Víctor “Mambo” Núñez y mete a un volante de marca, Bismark Acosta, se supone que para sostener el 1-0 y el título.
Informaron los periodistas de Repretel que trabajaban al lado de las respectivas bancas, que el Cachorro Ledezma fue a reclamar al cuerpo técnico esa variante.
¡Tenemos que seguir atacando, tenemos que seguir atacando!, dicen que dijo.
Desde luego que sacar al Mambo fue un alivio para la defensa de la Liga; pero no fue por su salida que el equipo se le fue encima al Herediano. En el segundo tiempo, el anfitrión buscó el empate por todos los sectores del campo.
El inesperado 0-1 con que terminó el primer tiempo, lo puso contra la pared y no había más remedio que atacar.
Fácil concluir que si Leonel Moreira, el joven portero del Herediano fue la figura del partido, se debió a que el Alajuelense estuvo siempre a la ofensiva. El trallazo de Diego Estrada que desvió Moreira fue magistral.
Sin embargo y haciendo una analogía con el béisbol, el Herediano había completado 26 “outs” del juego final, solo faltaba uno, pero Pablo Gabas se voló la cerca.
Entonces, resonó en el Morera Soto la voz de Yogi Berra.
El partido se termina hasta que se termina.


[email protected]