Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 18 Diciembre, 2010


¿Le costarán a Leandrinho la titularidad en la final, los reclamos que le hizo al director técnico del Alajuelense, Oscar Ramírez, por sustituirlo en el Rosabal Cordero en el juego de ida?
Recordemos que es la segunda ocasión que sucede.
Periodistas que estaban cerca del lugar de los hechos, publicaron que fue tan grande la molestia del Machillo por los reclamos de su goleador que llegó a decirle: “no me pique; no me pique”.
Entonces, en un partido crucial y que se juega en casa, el irrespeto pasajero del brasileño a la orden de su superior, zanjada al final del juego con un abrazo entre las partes, puede dar paso a una variante en el binomio ofensivo de la Liga, de manera tal que al lado de Alejandro Alpízar, podamos ver en lugar de Leandro Barrios, a Marco Ureña, Diego Estrada o Argenis Fernández, en una formación tan de moda hoy como lo es jugar con un delantero en punta, arropado por cinco volantes a sus espaldas, de estos, tres creativos o de apoyo.
Indicamos esta semana que Orlando de León se juega el partido de su vida, el estratega del ojo de tigre está a 90 minutos de coronar el más grande sueño de su fructífera carrera profesional: hacer a su amado Herediano, campeón.
Le sobra nómina para lograrlo.
Igual manifestamos en este espacio, que esa dupleta ofensiva de los florenses formada por Víctor Núñez y Froylan Ledezma, le mete un gol a la Liga en cualquier momento; basta un chispazo para que se rompa la retaguardia eriza.
Confiado y seguro en la bondad de su artillería y en la inteligencia de su medio campo, igual de lujoso para nuestro medio, De León tiene la misión, como estratega de alto vuelo que lo es, de descifrar el sistema o la forma de jugar que ordenará su colega Ramírez y en ese sentido, es diferente enfrentar a un Alajuelense con su típico 4-4-2, demasiado previsible, donde Oviedo, Valle, Guzmán y Gabas se alternan en misiones de marca, con Kevin Sancho y Allen Guevara apoyando al binomio Alpízar-Leandrinho, formación que don Orlando puede controlar tácticamente, a que salga un Alajuelense “diferente”, aprovechando esa eventual sanción que el cuerpo técnico manudo pueda imponer al belicoso atacante brasileño.
Resumiendo: si sientan a Leandrinho, Orlando de León puede topar con un equipo que ni siquiera logró imaginarse.
Un comercial: Tano… qué tal! se transmite hoy sábado de 6.30 a 7.30 de la tarde en Monumental

[email protected]