Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 24 Noviembre, 2010


Santos de Guápiles se presenta como la cenicienta de las semifinales y en esa supuesta debilidad puede estar su mayor fortaleza. Señalado por la prensa deportiva como el equipo más fácil y cómodo y felicitado el Herediano de antemano por su “buena suerte” (evitó al Barrio México por razones externas), el equipo de Henry Duarte, descansado y sin absolutamente nada que perder, bien podría dar un zarpazo.
Jugadores como Wardy Alfaro, Henry Fajardo, Jeynor Santamaría, Saúl Phillips, Kraesher Mooke, Eneas da Conceicao, Daniel Vallejos y Fernando Sequeira, entre otros, no se van a poner a temblar con el “team” al frente.
Es favorito el Herediano; presenta a sus jugadores con la billetera repleta (les cancelaron las deudas ayer), motivados y con la mejor nómina de los cuatro en lisa.
De la cintura para arriba, no hay equipo en Costa Rica como el florense: Cancela, Ramírez, Sánchez y Madrigal son volantes creativos que se los desea cualquier equipo en Concacaf. Ledezma, que se juega un “campeonatazo” y Núñez, forman un binomio de ataque certero, explosivo y sobre todo, inteligente para aprovechar los espacios.
El punto débil de los rojiamarillos es su zona central defensiva, esto si la comparamos con la línea media. Si lo hacemos con los otros cuatro equipos, la dupla Arias-Montero es tan firme como cualquier otra.
¡Se imaginan un bombazo guapileño!
Muy difícil; el viejo zorro, Orlando de León, no va a dejar pasar esta oportunidad, de atrapar una corona que anhela para cerrar su brillante trayectoria plenamente realizado.
Y que conste que nadie lo está retirando.
La otra semifinal es de dientes apretados y no tiene favorito.
Alajuelense fue el mejor equipo en la primera fase; nadie lo duda, pero, valga la redundancia, ha dejado dudas.
Mauricio Montero está molesto y dice que a la Liga no se le ha dado crédito total. Más que molestarse, el amigo debe ver para dentro y encontrar las razones a esa disconformidad de los simpatizantes manudos, después de 18 presentaciones. Cuando el río suena…
Y Cartaginés retorna al ahora o nunca.
De nuevo está cerca; son solo cuatro partidos; tienen un defensón; dos volantes de marca de lujo y una pareja de ataque letal. Además, un estratega (Johnny Chávez) detrás de toda la maquinaria.
¡Vive, vive; Cartago vive!
Liga, Liga, Liga, Liga, Liga y el rey de la selva que ruge…

[email protected]