Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 1 Noviembre, 2010


Estamos claros en que la Selección Nacional que presentó Ricardo La Volpe no es la estelar o la A, o llámela como quiera; fue convocado un grupo joven para irlo preparando hacia la Copa Uncaf en enero en Panamá y, sobre todo, para que se vaya acomodando a la personalidad del nuevo timonel.
Pronto viene un nuevo grupo para el juego amistoso contra Jamaica; en este podrán repetir nombres de la primera convocatoria, habrá otros nuevos y algunos legionarios.
Así las cosas, es difícil cuestionar la ausencia de algunos nombres en la primera cita del técnico argentino. Tiene la excusa o la papa en la mano, para afirmar que “lo tenía reservado para la segunda convocatoria”, aunque no sea cierto.
De manera que, a riesgo de que suceda esto y continuando con el comentario que hicimos en la Nota de fin de semana, en la que analizamos la situación del Barrio México, si los encargados de la parte técnica del seleccionado nos dicen que esa primera convocatoria se hizo de acuerdo al desempeño de los jugadores en el campeonato, sucedieron dos cosas: o están ciegos o es mentira.
Y afirmamos esto con mucha más seguridad, después de asistir ayer al estadio Ricardo Saprissa y presenciar el partido entre morados y mexicanistas.
No puede ser, a menos de que algunos jugadores del Barrio sean convocados para el partido contra Jamaica, detalle que ponemos en duda, que de este equipo, líder del Grupo A, segundo mejor club del campeonato después del Alajuelense y practicante de un fútbol ordenado, táctico y bonito, solo su portero esté en la Selección Nacional.
Si para la primera cita de los futbolistas con Ricardo La Volpe fueron llamados jugadores de buen desempeño en el campeonato, faltan entonces en esa lista Jason Scott, Leonardo Ly, Roberto Segura, Sergei James y sobre todo Maicol Ortiz, quien de nuevo ayer dio una exhibición de fútbol que viene acumulando en todo el campeonato, sin que los asistentes de don Ricardo se quieran dar cuenta.
Y no estamos hablando de un partido específico; no fue que ayer Barrio México jugó mejor que el Saprissa. No. Esto es un asunto de 15 partidos, donde un grupo de futbolistas entrenados por Marvin Solano han jugado muy bien al fútbol y no han recibido un estímulo, premio, halago o motivación que varios de ellos se merecen.

[email protected]