Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 26 Octubre, 2010


Fue un asunto casi instantáneo, cómo se le desprendieron a la Universidad de Costa Rica varios equipos que lo superaban por pocos puntos en la zona baja de la tabla y que salieron huyendo del infierno del descenso, para subir a olfatear la zona de clasificación.
Puntarenas y Pérez Zeledón fueron los primeros en salir en carrera hacia arriba, mientras que Santos y Limón se han dedicado a pellizcar unidades para sostenerse hasta la fecha 14 en zona de clasificación, de la que fue desalojado el Deportivo Saprissa.
¿Qué puede hacer la UCR para salir del infierno?
Como este sitio no se puede congelar, según lo dio a entender don Oscar Arias, los diablitos seguirán habitando allí totalmente acostumbrados al calor del entorno y es en ese fuego donde se quema a llama viva la Academia.
La estrepitosa goleada que le endosó Brujas el pasado domingo tiene visos de tragedia, porque de ella fueron responsables figuras emblemáticas del equipo, una de ellas el magnífico portero Daniel Cambronero, que estamos seguros jugó el peor partido de su carrera profesional.
Es difícil comprender cómo una retaguardia formada por jugadores de mucho recorrido en el fútbol nacional, de esos a los que ya no los asusta nada, se derrumbe en la marca tan infantilmente. Tiene que existir algo más de fondo, para que jugadores como Mahoney, Royero, Salazar, Morales y Brenes de pronto actúen como principiantes.
Ya habíamos comentado en este espacio que ante la Liga, la UCR no jugó a nada; bueno, contra Brujas resultó más “pior”. El torneo de Invierno agoniza; pronto llegará el Verano y en este, la Universidad tendrá que apostar el todo por el todo. De lo contrario, tendremos por primera vez en los últimos campeonatos, un equipo descendido desde muy temprano.
Mi criterio, quizá errado, es que la nómina celeste no es la más floja del campeonato; analizo otras más débiles. Lo que sucede es que no se han podido acomodar las piezas y se nota a la distancia, que algunas de ellas urgen de un reposo futbolístico y mental, porque están saturadas y aburridas de perder y perder y de ese hueco, no se sale.
Menudo trabajo para el técnico Carreras, una escoba nueva que no ha podido barrer bien; como ya limpian bien sus aposento, otros nuevos en sus clubes como Torres, Popeye y Arenas.


[email protected]