Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 16 septiembre, 2010



Diego Madrigal firmó con el Club Sport Herediano.
Después de rodar por varios territorios de la mano de su representante, que recordamos, expresó que lo tenía colocado en Europa cuando la Selección Nacional con Diego en la nómina fue a jugar su “Mundialito” frente a Francia, Suiza y Eslovaquia, el talentoso mediocampista mundialista en Egipto ficha para los florenses, con la idea de pasar de nuevo a integrar el seleccionado costarricense.
Si la intención de Madrigal es volver al seleccionado, nos parece que se equivocó de equipo.
Llega a un club que tiene sentados en su banca y prácticamente sin oportunidad de actuar, a mediocampistas de la talla de José Carlos Cancela, Berny Solórzano y Cristian Blanco.
Suponemos que Diego confía en asumir el rol de titular en la planilla de Orlando De León, pero eso está en la cola de un venado por la fiera competencia que se vive en la reserva rojiamarilla, donde, por citar solo un ejemplo, un delantero de la calidad de Oscar Briceño, fichado en su momento para convertirse en goleador del club, apenas juega unos cuantos minutos por partido.
Si el interés de Madrigal es el deseo de volver a la tricolor, debió firmar con un equipo que de seguro le daría la titularidad, para que se exhiba, reedite libretos y condiciones que le sobran y pueda ser visto por el cuerpo técnico que ahora conduce un “extraño” en nuestra patria, Ricardo Lavolpe.
Sin embargo, y no dudamos de que privaron aspectos económicos, Diego fichó para el equipo donde le será más difícil asumir el rol de titular.
Por más recomendaciones que Ronald González pueda darle al técnico Lavolpe de las cualidades y condiciones de Madrigal, su pupilo en Egipto, si no juega con regularidad, más se le va a alejar la posibilidad de ser convocado al seleccionado y es entonces cuando viene la interrogante.
¿Será mejor tener un buen salario y no jugar, lo que anula la posibilidad de ser seleccionado o resultaba mejor negocio firmar con un club chico, incluso la misma UCR de donde proviene Madrigal, exhibirse y ser visto por el cuerpo técnico de la tricolor, ser convocado y entonces pasar a compartir los premios económicos que ofrece el ser seleccionado?
La almohada de Diego Madrigal tiene la respuesta.

[email protected]