Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 20 Julio, 2010


Todavía no sé, por más que leo y leo sobre el tema, si Mario Sotela le vendió la franquicia de Liberia Mía a Barrio México; si este club se la compró o si fue simple y llanamente un intercambio de posiciones.
El Barrio ocupa la posición de Liberia en primera y este la de los mexicanistas en segunda. Esta interrogante, para mí sin respuesta, aclararía algunos comentarios que hicieron llegar a mi Nota, aficionados que afirman que no se debe reclamar por este suceso, si fue lo mismo que hizo Santa Bárbara con Puntarenas.
Entonces, si Barrio México le compró gratis la franquicia a Liberia, nadie debe pegar el brinco, pero además, parece que doña FIFA tampoco prohíbe o no tiene nada reglamentado sobre el intercambio de posiciones, de manera que es permitida esa “chanfaina”, de que un club de una categoría superior se cambie con otro de categoría inferior, un orden, dentro del desorden.
En nuestra Nota de ayer manifestamos que este refuerzo masivo de futbolistas liberianos al Herediano, lo considerábamos una falta de respeto al cuerpo técnico rojiamarillo, a la planificación de la pretemporada y al esfuerzo de varios futbolistas jóvenes y refuerzos del “team” que de pronto se ven desplazados por mano de obra “extraña”.
Recibimos varios comentarios a esta Nota y la mayoría considera que estos movimientos puede que tengan una víctima propicia y cercana que sería el técnico del Herediano, Orlando de León.
Dicen las redes sociales que a don Orlando le están imponiendo jugadores y que por ahí queda libre y disponible Alejandro Giuntini, que en un santiamén, podría convertirse en el nuevo timonel florense, una vez que el equipo pierda un par de partidos.
Lo cierto es que con reglamentos o sin ellos, en este vacío de leyes es urgente el pronunciamiento de la Federación Costarricense de Fútbol, órgano jerárquico superior a la Unafut, para que por lo menos marque el camino en esta ruta de ciegos.
Estamos claros que el fútbol es una industria y que nadie juega por amor a la camiseta, sino a los dólares; estamos claros que en un mundo globalizado, la venta y compra de franquicias es un hecho cierto, pero esto de cambiar de puestos en categorías distintas, es nuevo y entonces debe ser reglamentado para que en un futuro, nadie se asuste.

[email protected]