Logo La República

Miércoles, 20 de marzo de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 21 junio, 2010



Hay tipos con mucha suerte; cobran caro; fracasan y siguen encontrando trabajo, incluso mejor pagados que donde tropezaron con anterioridad.
El sueco, Sven Goran Eriksson, ahora entrenador de Costa de Marfil, después de fracasar al frente de sus similares de Inglaterra y México y quien ayer se mostró resignado por la suerte de su equipo tras perder frente a Brasil, es uno de estos gitanos, tipo Bora Milutinovic y Louis Van Gaal, que acostumbran a caer siempre bien parados.
Después de mirar el juego entre africanos y brasileños y conociendo la brillante trayectoria del 90% de los futbolistas de esa Costa en los mejores clubes del planeta, queda la impresión y con poca duda, de que estos Touré, Zokora, Eboue, Kalou, Drogba, Keita, Gervinho y demás compañeros, en manos de otro director técnico, estaban para más en este Mundial.
Salta a la vista la potencia, velocidad y explosividad de este grupo de jugadores de elite de Costa de Marfil, que se nota, no han sido aprovechados, ni bien conducidos por este “estratega” sueco que cobra millones de dólares, que casi deja quebrada económicamente a la federación mexicana y que no gana nada, hace rato.
En todo caso, con Eriksson o sin él, era difícil pensar en un triunfo de los africanos ante este equilibrado Brasil que ha ido armando Dunga (qué mal que viste por Dios), enfrentado a la opinión de la prensa deportiva de su país, que prefiere las florituras de Ronaldinho o la jocosidad de Pato, a la sobriedad de los volantes Gilberto Silva y Felipe Melo, el par de soldados de la cintura que amarran cabeza y piernas para presentar un Brasil sólido e inexpugnable, claro favorito al título, junto a la Argentina del Dieguito encorbatado.
Ayer también, los que amamos a la Nazionale, sufrimos una nueva vergüenza tras mirar a esa Italia limitada, disminuida, mediocre, sin arte; presentando unas caras nuevas que como Criscito y Marchisio han sido un fracaso; Gilardino nulo, el “tronco” Iaquinta inoperante, atascado y salvar a Montolivo, el único junto a Chielini que ha salvado los trastos.
Italia le sirve en bandeja a sus detractores y a las encuestas sus opiniones negativas y desfavorables. ¡Tenían razón!
Y, bravo Paraguay.
Los guerreros guaraníes dan una lección de coraje y buen fútbol y se treparon a la cima del grupo.

[email protected]