Logo La República

Miércoles, 20 de marzo de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 11 junio, 2010



Hoy se inicia el evento deportivo de mayor relevancia y cobertura en el planeta.
El Mundial de Fútbol.
A pesar de los esfuerzos y las buenas intenciones, sobre todo comerciales de nuestras empresas televisivas para calentar el torneo, la ausencia de Costa Rica pesa y cambió todo el escenario.
Cada minuto que nos acerca al inicio del certamen, nos tira en forma fulminante al amargo recuerdo de aquel tiro de esquina que nos dejó enterrados y aunque no se quiera, renacen las interrogantes.
Tantas cosas que se pudieron hacer en aquellos pocos segundos para evitar que ese balón entrara a la red, y nadie las hizo.
Y, aunque no somos México en número de participaciones en Copas del Mundo, el hecho de haber clasificado a las dos últimas en Corea y Japón y después Alemania, nos tenía engolosinados, sin que nadie pueda olvidar jamás la gesta de Italia 90.
Perder la clasificación a Sudáfrica 2010 fue un bombazo que duele y ahora que el evento arranca con el duelo entre los anfitriones y nuestros “odiados” mexicanos, renace la nostalgia de por qué no estamos ahí.
Hablando de la selección mexicana, se han publicado sondeos en la prensa deportiva nacional donde se apunta que mayoritariamente, los aficionados al fútbol costarricense al equipo que más odian es a México.
Esto, inevitable por la tradicional rivalidad de los dos países en la zona de Concacaf, se da en muy buena parte por la soberbia de la prensa deportiva mexicana, sobre todo la de la televisión, que penetra diariamente en nuestras pantallas, donde el fanatismo y la parcialidad del 90% de sus presentadores, analistas y comentaristas hacia el “tri”, le mueve los riñones a cualquiera.
Los costarricenses amamos, queremos y nos sentimos bien con el pueblo mexicano; generoso, amable, cortés, humilde con quienes lo visitan; el turismo costarricense hacia México no cesa, es de todos los días y seguirá por siempre porque los ticos nos sentimos bien en la tierra azteca.
Pero, sus periodistas son otros cien pesos.
¡Fanáticos, nacionalistas, intolerantes, irrespetuosos y muchos etcéteras!
Por eso, y que nadie lo dude, hoy el 80% de los costarricenses desea que México pierda en el partido inaugural y si se da esa derrota, dirán… ¡qué rico!, pensando en la cara y en qué dirán los colegas mexicanos, pero nunca como represalia hacia el pueblo amable y generoso de esa gran nación.

[email protected]