Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 22 Mayo, 2010


Responde un aficionado que se hace llamar “Colorado”, sobre mi aclaración de que no fue nuestro propósito comparar a Guardiola con Roy Myers y afirma:
“Tano, no fue que lo malentendimos, eso fue exactamente lo que usted dio a entender. La cuestión está mal planteada, usted está supeditando la figura de Guardiola a la de Myers. Es lo mismo que si yo preguntara ¿habrá un jugador que tenga la velocidad, el dribling, la inteligencia, el remate a marco, y además la forma de ser de Giancarlo Solórzano? ¿Acaso Messi? Tano, para dar a entender lo que usted quiso, debió haber planteado la pregunta al revés. El comentario adicional que hace de los juveniles de la Liga y Saprissa es una muy buena forma de salirse por la tangente para no perder la discusión, algo que usted odia sobremanera”.
A “Colorado” le digo que siguió leyendo mal: a Myers le atribuí como gran cualidad, su forma de ser. Todas las otras; sabiduría, conocimientos, academia, y otras no le fueron otorgadas a priori, como las que él le acredita sin ninguna duda a Solórzano. El final de su comentario demuestra que es lector novato de mi Nota, teñida de decenas de polémica y discusiones en sus 22 años de existencia. Y, por favor, cuando opine, escriba nombre y cédula.
Otro aficionado, Jean-Paul Giudicelli escribió ayer:
“Me extraña que a una persona como usted se le pueda cruzar por la mente que Vergara podría cometer no solo el error sino el horror de dar a Medford la dirección técnica de Chivas. Vergara sabe que ni Medford ni ningún técnico costarricense hasta hoy, tiene la capacidad de hacerse cargo de uno de los equipos grandes en la liga mexicana.
Entiendo perfectamente que usted como periodista debe tratar de ensalzar lo que se tenga a mano para mantener en alto el ánimo del aficionado, pero con todo respeto le digo que en Costa Rica estamos a muchos años, posiblemente décadas, de llegar a jugar el fútbol verdadero, ese que vemos en las ligas europeas o hasta en la misma liga mexicana.
Los títulos alcanzados por el Saprissa no han sido producto de las cualidades y conocimientos de sus entrenadores como tampoco de la “calidad” de sus futbolistas. Simplemente los gana porque es el menos malo”.
Si aceptamos lo que dice Giudicelli, este Vergara es entonces medio fariseo, porque… ¿cómo alabó a Medford por el tercer lugar en el Mundial de clubes? ¿Recuerdan?

[email protected]